Real Balompédica Linense El Real Mallorca se une a la puja por Kibamba

  • El conjunto balear ya intentó su contratación en el mercado de invierno

  • La lesión, que quita al defensa congoleño 'del escaparate', un hándicap

Kibamba, protegido del frío, durante un entrenamiento en el Municipal Kibamba, protegido del frío, durante un entrenamiento en el Municipal

Kibamba, protegido del frío, durante un entrenamiento en el Municipal / Rafael Cerpa

El Real Mallorca se suma a la pelea por hacerse con los servicios del defensa de la Real Balompédica Baron Kibamba al final de la presente temporada. El conjunto insular ya intentó, sin suerte, su contratación durante el mercado de invierno y dadas sus buenas relaciones con la directiva que encabeza Raffaele Pandalone goza de una cierta ventaja en el intento de conseguir su objetivo.

El presidente de la Real Balompédica, Raffaele Pandalone, desveló en la asamblea de socios celebrada el pasado 22 de enero que había recibido una oferta por Baron Kibamba durante el mercado de invierno, pero que no le satisfizo y declinó abrir la puerta al jugador congoleño.

Esa oferta la realizó el Real Mallorca, que pretendía hacerse con los servicios del zaguero por una cantidad sensiblemente inferior a lo que marca su cláusula de rescisión de contrato (un millón de euros). Sin embargo las fuentes que maneja este periódico garantizan que no fue el económico el motivo por el cual la Balona se cerró en banda a dejar marchar al defensa, sino más bien que el empresario italiano no quería debilitar una plantilla que en esos momentos ocupaba la cuarta plaza, una de las que da derecho a disputar la fase de ascenso a Segunda.

El pasado 27 de enero, con motivo del Balona-Almería B, se dejó ver por el estadio Municipal de La Línea el consejero delegado del equipo mallorquinista, Maheta Molango. En aquel momento todo el mundo dio por hecho que su objetivo fundamental era ver en acción al lateral zurdo Pierre Cornud, cedido por su club a la Balona. La realidad es que también seguía a Kibamba, por quien su entidad incluso había realizado ya una oferta.

Una vez cerrado el mercado de invierno -apenas unos días después- el Real Mallorca se vio obligado a renunciar a esa contratación, pero empezó un proceso muy similar al que un año antes se había producido con el sanroqueño Juan Diego Molina Stoichkov y que desencadenó el fichaje del delantero por el conjunto balear: se aplazan las negociaciones pero, dadas las buenas relaciones que existen entre los dos clubes se le reserva un cierto derecho de tanteo.

La Balona ya ha hecho saber al consejo de administración del Real Mallorca no es tanto cobrar la integridad de la clausula, algo que los dirigentes saben complicado, sino reservarse buena parte de los derechos del jugador en el caso de que éste logre determinados objetivos (jugar en Primera, competiciones internacionales...). Una fórmula que, a la larga, puede reportar mayores beneficios.

La Balompédica se encuentra ahora con un hándicap y es que las lesiones han quitado a Kibamba del escaparate. Después de un mes inactivo por culpa de un esguince de ligamentos en una rodilla, el jugador se someterá hoy a una resonancia para conocer el alcance exacto de la dolencia que le obligó a ser relevado en el partido en Murcia. La preocupación del futbolista es enorme, porque teme que vuelva a quedarse otro largo periodo sin posibilidad de ser alineado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios