Real Balompédica Linense Bandaogo: la intrahistoria de un traspaso

  • Betis y Balona negocian para cerrar esta semana la marcha del burkinés

  • Los verdiblancos ofrecen menos dinero del pactado

  • A cambio, los linenses tendrían un porcentaje mayor de los derechos del medio

Abdoul Bandaogo, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva del Betis

Abdoul Bandaogo, durante un entrenamiento en la ciudad deportiva del Betis / Cantera Betis

Real Balompédica Linense y Real Betis Balompié están renegociando las condiciones del traspaso de Abdoul Bandaogo, que se fue cedido con derecho de compra al filial verdiblanco el curso pasado. Ambas partes parecen abocadas a llegar a un acuerdo, que pasa porque el Betis aporte una cantidad inferior a la pactada en su día, pero a cambio el conjunto albinegro mantenga un porcentaje mayor de los derechos del mediocampista, de forma que podría verse beneficiado de un posterior traspaso o de su llegada al primer equipo.

Balona y Betis deben resolver antes del próximo miércoles día 30 el futuro del centrocampista burkinés Abdoul Bandaogo. O al menos eso dice el contrato de cesión firmado por ambas partes el pasado año. Ambos clubes negocian las condiciones en las que los de las trece barras harán efectiva el derecho de compra que registra el documento, que no serán las establecidas a priori.

La lesión sufrida por el centrocampista de Burkina Faso, que le llevó a perderse el final de la competición, y las infinitas limitaciones económicas del Real Betis abocan a un nuevo acuerdo.

Algunos medios sostienen que el camino elegido es el de una segunda cesión. Pero se antoja una solución muy improbable. Por no decir imposible. Y es que el contrato de Bandaogo con la Balona finaliza en junio de 2022. Es decir, una vez finalizado ese plazo, el futbolista sería libre y el Betis podría mantenerlo a su servicio sin abonar un solo euro.

La única opción viable para que esa cesión se produjese es que ambas entidades firmasen una nueva cesión con lo que se denomina opción de compra obligatoria, pero la directiva que encabeza Raffaele Pandalone no parece muy receptiva a la idea de volver a aplazar el ingreso por el futbolista que la entidad catapultó desde África al fútbol europeo.

La realidad es que Betis y Balona se están moviendo en una modificación de su acuerdo que no deje grandes perjudicados. Dadas las limitaciones económicas de los sevillanos, lo que está encima de la mesa es que los de Heliópolis abonen una cantidad menor de la que refleja el contrato de cesión pero, a cambio, la Balompédica se quede con un porcentaje más alto de los derechos de Bandaogo.

No es, ni mucho menos, una mala solución. Los linenses ya han jugado esa baza en otras ocasiones. Quizás el caso más llamativo sea el del atacante Juan Diego Molina Stoichkov. Esta forma de entender los traspasos supuso que la entidad de La Línea percibiese dinero cuando el sanroqueño se marchó al Mallorca, cuando el equipo bermellón ascendió a Primera… y que pueda volver a hacerlo ahora si los baleares traspasan al jugador al Éibar como parece que va a suceder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios