Real Balompédica Linense El matrimonio Balona-Esperanza para Todos se consolida

  • La academia camerunesa alardea de que dos de sus jugadores se entrenen con los albinegros

  • Wolosso y Mbia prometen justificar ese privilegio y ayudar al club a alcanzar sus objetivos

Mbia y Wolosso, en las instalaciones de Arroyo Enmedio, en Estepona Mbia y Wolosso, en las instalaciones de Arroyo Enmedio, en Estepona

Mbia y Wolosso, en las instalaciones de Arroyo Enmedio, en Estepona

La Real Balompédica Linense es motivo de orgullo… en Camerún. La academia de Fútbol de aquel país “Esperance Pour Tous Academie” (Esperanza para todos), un ambicioso programa para la integración de jóvenes a través del balompié ha expresado a través de sus redes sociales su satisfacción por el hecho de que dos de sus futbolistas, Wolosso y Samuel Mbia, los dos primeros que lo consiguen, hayan aterrizado en un club profesional en Europa, que no es otro que el de La Línea.

El pasado mes de octubre la Balona y EPTA [por sus iniciales en francés] hacían pública su vinculación, un matrimonio en el que tuvo mucho que ver el vicepresidente albinegro, Nicola Radici. Un vínculo establecido con un doble objetivo: por un lado el conjunto albinegro servía de plataforma para la llegada a Europa de los futbolistas con más proyección y por otro, la entidad y por extensión La Línea se daban a conocer en el país africano.

En la actualidad EPTA, cuyos equipos visten de blanco y negro en reflejo de su vinculación con la Balona, dispone de unas instalaciones que ocupan dos hectáreas de terrenos en Yaundé, la capital política de Camerún, que cuenta con 2.440.462 habitantes según el último censo completado.

En ese espacio existe un colegio público que pertenece a la entidad y una residencia con cocina, comedores y habitaciones donde residen de manera permanente unos 200 jugadores de diferentes edades, quienes reciben instrucción futbolística en unas salas y terrenos de juego reservados para ese fin.

El pasado 29 de junio Europa Sur daba a conocer que los dos primeros elegidos para esa aventura eran el extremo Wolosso –que por cierto está llamando mucho la atención a quienes tienen la oportunidad de presenciar los entrenamientos- y el pivote defensivo Samuel Mbia.

Casi sin hacer ruido ambos jugadores, que gozan de la condición de sub-23, desembarcaron en La Línea poco antes del comienzo de la pretemporada y durante los primeros días en la ciudad recibieron la visita de Serges Bertrand Wouansi, presidente de la academia, quien grabó un breve vídeo que colgó en las redes sociales escoltado por los dos futbolistas, enfundados en la camiseta de la Balompédica.

 “No es un sueño, se ha hecho realidad”, decía Bertrand Wouansi. “Ya están aquí los dos jugadores, lo hemos conseguido, seguiremos trabajando para que no sean los últimos y ellos prometen hacerlo para ayudar al club y para ganarse el derecho a estar aquí”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios