Algeciras

El Pacma achaca a la "falta de conciencia" de la Junta el robo de las ovejas de Cana

  • El Partido Animalista espera que el hurto de los animales haya servido para salvarles la vida

El corral en el que estaban las ovejas cuando fueron robadas El corral en el que estaban las ovejas cuando fueron robadas

El corral en el que estaban las ovejas cuando fueron robadas / Erasmo Fenoy

El Partido Animalista (Pacma) afirma en un comunicado que el robo de los animales de Guillermo Cana, que tiene una propuesta de resolución de la Junta de Andalucía para que sean sacrificados, está relacionado con la "carente conciencia y coherencia" de la Administración. "Si hubiese colaborado en ayudar a poner en regla al pequeño rebaño, nada de esto habría ocurrido", señala el Pacma, que espera "por el bien de las ovejas y de su pastor, que las adora, que estén en buenas manos y estos malogrados hechos hayan sido para salvarles la vida".

La Junta sostiene que la normativa deja claro que los animales de los que no se pueda demostrar su origen ni trazabilidad, ni estén registrados en una explotación ganadera deben ser sacrificados. Aún así el propietario tenía un plazo de 10 días, a contar desde el pasado lunes, para presentar nuevas alegaciones. 

Ante el revuelo generado por esta propuesta de resolución, las cuatro ovejas, tres chivos, una cabra y un carnero de Cana desaparecieron este jueves por la tarde. La familia acudió a la Comisaría de la Policía Nacional a denunciar los hechos. El Pacma explica que el dueño de los animales tuvo que acudir a urgencias porque sufrió un ataque de ansiedad cuando vio que "sus niñas", cómo él las llama, no estaban allí.

En la denuncia, la familia alega que ante la difusión mediática que el caso ha provocado ante la ciudadanía, el autor del robo ha podido ser cualquiera "para evitar el fatal desenlace que la Junta había dictaminado sobre los animales". 

El Pacma recuerda que desde el principio ha querido salvar la vida de estos animales por el cauce legal. "Creemos que habría sido todo un referente a seguir que el resultado final hubiese sido facilitar las pruebas veterinarias a las ovejas para terminar el caso demostrando que su estado de salud era impecable. Dado que los técnicos de la Oficina Comarcal Agraria son veterinarios, habría sido una ocasión magnífica para demostrar la vocación que se ha de tener en esa profesión de salvaguardar la vida de los animales y hacer que la justicia se cumpla sin tener que derramar sangre", señala el partido. 

Los animalistas ya habían presentado alegaciones enfocadas a continuar con la petición a la Junta de que permitiese realizar las analíticas pertinentes que demostrasen que las ovejas estaban libres de enfermedad y que se autorizara su traslado al santuario La voz animal, en la Comunidad de Madrid, que se había ofrecido a acoger a los nueve animales y legalizar su situación. La Junta indicó el pasado martes que la Administración autonómica madrileña no había autorizado ese traslado al desconocerse la trazabilidad de los animales. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios