Al-Huda

Medidas extremas de higiene en la mezquita para prevenir contagios de coronavirus

  • Las autoridades barajaron el cierre del templo porque tres de los hospedados en la Pensión Zagora suelen acudir allí a rezar, pero han dado negativo

Labores de desinfección en la mezquita Al-Huda Labores de desinfección en la mezquita Al-Huda

Labores de desinfección en la mezquita Al-Huda / E.S.

La mezquita Al-Huda, situada justo enfrente de la Pensión Zagora, afectada por el brote de coronavirus detectado en Algeciras, ha extremado las medidas de higiene y distanciamiento social en sus instalaciones para prevenir contagios de coronavirus en su interior. 

Las medidas de higiene son palpables desde la propia entrada al templo. La mezquita obliga a llevar mascarilla adecuadamente durante toda la estancia en las instalaciones, pero ya en el exterior, junto a la puerta, hay dispensadores de gel hidroalcohólico. Antes de los rezos, en la entrada, se monta un dispositivo para controlar el acceso. Se mide la temperatura a todos los asistentes, se les obliga a desinfectarse los pies y se les entrega una bolsa de plástico para guardar los zapatos que porten.

El responsable de la mezquita, Mkaden Mohamed, muestra sus protocolos de higiene El responsable de la mezquita, Mkaden Mohamed, muestra sus protocolos de higiene

El responsable de la mezquita, Mkaden Mohamed, muestra sus protocolos de higiene / Nacho Marín

Una vez dentro de la mezquita, se entregan alfombras desechables sobre las que realizar el rezo. Estas se deben colocar en los lugares habilitados marcados en el suelo, que guardan la distancia de seguridad entre personas. La zona de rezo se desinfecta de forma constante y se mantienen las ventanas abiertas para dotar al espacio de una buena ventilación. El aforo también se ha visto notablemente reducido desde 350 personas a menos de 100. 

El responsable de la mezquita Al-Huda, Mkaden Mohamed, muestra sus medidas de higiene El responsable de la mezquita Al-Huda, Mkaden Mohamed, muestra sus medidas de higiene

El responsable de la mezquita Al-Huda, Mkaden Mohamed, muestra sus medidas de higiene / Nacho Marín

El responsable de la mezquita, Mkaden Mohamed, lanza un mensaje de tranquilidad. "La mezquita es segura y cumple con todas las medidas que marca la ley. No hay que sembrar miedo. Todas las medidas existentes están al alcance de los visitantes que vienen a rezar, incluso más exageradas", señala. "La mezquita está abierta a cualquier ciudadano para asegurarse él mismo de las previsiones que se están tomando", añade para despejar cualquier tipo de dudas.

El templo religioso había estado en el punto de mira durante las últimas horas debido a que tres de las personas alojadas en la Pensión Zagora suelen acudir a los rezos realizados en esta mezquita, por lo que las autoridades habían llegado a barajar su cierre. Los implicados han dado negativo en los test y, finalmente, no se ha llevado a cabo esta medida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios