Policía Nacional | Operación Puntilla Veintisiete detenidos por tráficar con hachís en camiones con doble fondo

  • La Policía Nacional registra inmuebles en Algeciras, La Línea, Ceuta, Sevilla, Granada, Jaén, Conil, Estepona y Fuengirola

  • La presión de las fuerzas de seguridad contra las narcolanchas obliga a las mafias a buscar nuevas fórmulas para introducir la droga en la península

Agentes de la Policía Nacional, en uno de los registros practicados en Ceuta. Agentes de la Policía Nacional, en uno de los registros practicados en Ceuta.

Agentes de la Policía Nacional, en uno de los registros practicados en Ceuta. / Joaquín Sánchez / El Faro de Ceuta (Ceuta)

El primer paso era llevar el remolque a talleres situados en Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor, en la provincia de Sevilla, para instalar en su interior de forma clandestina dobles fondos herméticos. Luego, un camión los trasladaba hasta Algeciras y desde el puerto de la ciudad cruzaban el Estrecho rumbo a Marruecos. Allí, esos compartimentos ocultos se cargaban de hachís, en tanto que el resto del remolque se llenaba de mercancía ordinaria para no levantar sospechas antes de iniciar el camino inverso, con una escala previa en Ceuta. El último paso era el embarque en uno de los numerosos ferries que a diario unen la ciudad del norte de África con Algeciras.

La Policía Nacional llevaba aproximadamente un año tras los pasos de una de las más importantes redes de tráfico de hachís del Estrecho, que, según ha podido saber Europa Sur, se ha saldado por el momento con la detención de 27 personas, de nacionalidad española y marroquí. De las diligencias se ha hecho cargo el Juzgado de Instrucción nº2 de Ceuta, ciudad en la que han sido arrestados trece individuos.

La llamada Operación Puntilla incluye la realización de registros en Algeciras, La Línea, Ceuta, Sevilla, Granada, Jaén, Conil, Estepona y Fuengirola por parte de 150 agentes de los Grupos de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (Greco), con la implicación de las Unidades de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de las comisarías locales.

Las autoridades españolas se incautaron ya el pasado verano en los muelles algecireños de diversas cantidades de droga oculta en camiones, una vía para la entrada de hachís en Europa explotada relativamente poco hasta ahora, pero que ha ido en aumento a consecuencia de la presión que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado vienen ejerciendo contra las narcolanchas, embarcaciones ligeras capaces de transportar hasta tres toneladas de droga, pero cuya simple posesión es considerada ahora un delito porque su único fin es el tráfico de sustancias estupefacientes.

"El Puerto de Algeciras va camino de alcanzar una cifra cercana a los 350.000 camiones anuales, un trasiego que los narcos tratan de aprovechar para colar su mercancía"

El Puerto de Algeciras va camino este año de alcanzar una cifra cercana a los 350.000 camiones, un enorme trasiego diario de remolques que las mafias tratan de aprovechar para colar su mercancía.

En esta última fase de la operación no se ha incautado droga, aunque sí dos camiones, varios coches y motos, así como dinero en efectivo, logrando con ello, según las fuentes consultadas, desarticular el aparato de una organización formada por personas con un amplio currículo en el mundo de la droga, además de por varios conductores de camiones.

La operación ha sido fruto de la combinación de los planes Meridional y Bahía, ambos puestos en marcha por la Policía Nacional para combatir el tráfico de drogas en el Estrecho y el blanqueo de capitales procedente del narcotráfico, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios