Colegio Virgen de la Esperanza de Algeciras Recreo bajo techo y con mantas para combatir el frío

  • La avería de la calefacción y el precinto del patio confina a los niños del centro de educación especial Virgen de la Esperanza

Interior del colegio Virgen de la Esperanza

Los padres de los 90 alumnos del centro de educación especial Virgen de la Esperanza de Algeciras ya no aguantan más y exigen a la Junta de Andalucía que resuelva de inmediato la falta de calefacción que sufre el centro desde hace tres años.

Los escolares, con problemas de movilidad en varios casos, acuden a clase pertrechados con mantas y gruesos jerséis para paliar que los radiadores no funcionan. También los profesores y monitores asisten a sus puestos de trabajo con bastante ropa de abrigo.

Hasta ahora, esta falta de calefacción durante el invierno se sobrellevaba supliéndola con el uso del patio en las horas de sol, si bien el precinto de los exteriores del centro por la caída de varias placas impide ahora esta posibilidad. Las grietas y defectos estructurales que sufre el edificio impiden utilizar el patio como zona de desahogo para los alumnos. “Nuestros hijos están pasando frío y confinados en un edificio que tiene unos radiadores de adorno”, denuncian los padres.

A la hora del recreo, los escolares se reúnen en el pasillo central y algunos corretean para entrar en calor mientras que otros alumnos tienen que ser masajeados por los profesores y monitores para no sufrir enfriamiento, según muestra un vídeo al que ha tenido acceso Europa Sur.

Mientras llega una solución a sus demandas, la comunidad educativa mantiene en pie la convocatoria para concentrarse cada martes ante la Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar como hicieron esta semana. El próximo martes, si los radiadores no funcionan, barajan acudir con sus hijos a la céntrica calle Regino Martínez y protestar en silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios