Infracción "muy grave"

El Ayuntamiento cierra Puro Estrecho por construir el jardín en la zona destinada a aparcamientos

  • Un informe del técnico municipal concluye que el establecimiento ganó 282,55 metros cuadrados "sin autorización"

La zona ajardinada del restaurante Puro Estrecho. La zona ajardinada del restaurante Puro Estrecho.

La zona ajardinada del restaurante Puro Estrecho. / E. S.

El Ayuntamiento de Algeciras ha decretado el cierre del restaurante Puro Estrecho, en Punta Carnero, y el cese de la actividad desde el pasado 20 de junio por haber construido su propietario la zona ajardinada con piscina en el lugar en el que el proyecto original contemplaba 10 plazas de aparcamiento. Según el informe elaborado por el arquitecto técnico municipal, con esta actuación las instalaciones aumentaron en 282,55 metros cuadrados la superficie construida computable. El informe, fechado el 5 de diciembre de 2019, recoge que se construyó “sin autorización” una piscina, un módulo de aseos, un chiringuito de madera, un cierre acristalado, un porche de madera y una pérgola en forma de L.

El cierre de Puro Estrecho debe mantenerse hasta que se resuelva el expediente abierto por la delegación de Medio Ambiente, aunque la parte afectada puede presentar un recurso sobre la medida provisional de cierre en el plazo de un mes ante la Alcaldía o acudir al Juzgado Contencioso-Administrativo en dos meses. El documento recuerda que hay otros dos expedientes resueltos contra Puro Estrecho: uno con fecha de 24 de julio de 2017 por una infracción muy grave sobre la gestión de la calidad ambiental, y otro por decreto del 5 de febrero de 2018 resuelto por infracción grave por organizar una fiesta con música en directo en la zona de la piscina sin tener licencia para ello “y en una zona dedicada inicialmente a aparcamientos”.

El restaurante Puro Estrecho fue noticia el pasado octubre después de que la Agencia Tributaria desmantelara una trama que presuntamente blanqueaba fondos provenientes del narcotráfico utilizando como tapadera este establecimiento. En el curso de la operación fueron detenidas dos personas y se aprehendieron 650.000 euros en metálico e intervinieron dos vehículos de alta gama y doce inmuebles.

El expediente que ha abierto del Ayuntamiento, trasladado al responsable de las instalaciones por decreto de Alcaldía con fecha de 19 de junio de 2020, recuerda que al establecimiento se le otorgó licencia de construcción el 13 de enero de 2013 para la actividad de cafetería restaurante con sala de celebraciones sin espectáculos. Además, se otorgó la licencia de utilización el 24 de marzo de 2015 y se aceptó una declaración responsable de puesta en marcha de la actividad el 19 de febrero del mismo año.

El informe del departamento de Ingeniería de 2015 recoge que la piscina existente no se reflejaba en los proyectos recogidos en los documentos mencionados. “Han desaparecido las plazas de estacionamiento que había en la parcela, sustituidas por la piscina y la zona ajardinada”, indica el documento.

Además, el informe del arquitecto técnico municipal fechado el 5 de diciembre de 2019 concluye sobre si esas obras son o no legalizables, que “desde 2015 mediante dos informes de ingeniería, se advierte el incumplimiento y no puede considerarse que las obras tengan viabilidad de legalización desde la perspectiva urbanística, con independencia de otros incumplimientos desde la perspectiva ambiental y su incidencia en el entorno”. Además, recoge que en el documento aportado para intentar la legalización, “el solicitante admite haber llevado a cabo obras no incluidas en el proyecto para el que obtuvo licencia”.

El arquitecto resalta “la alteración llevada a cabo de forma inadvertida en la zona de parcela proyectada para la dotación exigible de plazas de aparcamiento en el interior de la parcela, al tratarse de un uso no residencial”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios