Cine

Un algecireño entre 'El Rey León' y 'Chernobyl'

  • El animador Álex Álvarez da vida a Simba, Mufasa o Nala en varias escenas del último éxito de Disney

  • El joven, afincado en Londres, también aporta a  ‘Dark Crystal’, que se estrena el 30 de agosto en Netflix

Álex Álvarez posa a los pies de uno de los leones en la base de la columna de Nelson en Trafalgar Square, en Londres, donde reside desde hace dos años. Álex Álvarez posa a los pies de uno de los leones en la base de la columna de Nelson en Trafalgar Square, en Londres, donde reside desde hace dos años.

Álex Álvarez posa a los pies de uno de los leones en la base de la columna de Nelson en Trafalgar Square, en Londres, donde reside desde hace dos años.

La última creación de la factoría Disney, El Rey León, arrasa en taquilla desde su estreno a finales de julio. La revisión del clásico de 1994 de las aventuras de Simba, Timón y Pumba con animación realista se ha ganado por méritos propios un espacio en la historia del séptimo arte. Más de 1.000 millones de euros recaudados en las dos primeras semanas en la cartelera de Estados Unidos atestiguan el beneplácito del público.

Detrás la “magia” de la sabana se encuentra Álex Álvarez, natural de Algeciras, de 31 años y afincado desde hace dos en Londres, como parte del extenso elenco de animadores que ha dado vida a los personajes del film. Álvarez es especialista animador de criaturas (creature animator), un perfil muy concreto dentro de la industria de los efectos visuales. “Básicamente, consiste en dar vida a todo aquello que esté relacionado con animales o criaturas fantásticas. Estudiamos mucho cómo se mueven, su anatomía o biomecánica. Para que se entienda, un dragón es una mezcla entre un murciélago, por sus alas, con el cuello, pecho y patas de un león y de cualquier lagarto. Es decir, reptiles mezclados con el peso de un animal cuadrúpedo. Si la criatura es fantástica, combinamos y buscamos referencias de cómo se debería mover según su peso, las acciones y la personalidad”, resume Álvarez.

El pequeño Simba, de cachorro, en un fotograma de ‘El Rey León’. El pequeño Simba, de cachorro, en un fotograma de ‘El Rey León’.

El pequeño Simba, de cachorro, en un fotograma de ‘El Rey León’.

En El Rey León, Álvarez se ha encargado de mover y dar vida a personajes como Simba, Mufasa, Nala, Sarabi o Zazu. “También a muchos de los insectos y otros animales de la sabana”, apunta. El equipo de animadores tuvo que estudiar durante un año y medio la fauna para lograr el máximo realismo. La empresa encargada de insuflar vida a los personajes, MPC (Moving Picture Company), tuvo a la mayor parte del equipo reunido en Londres durante los algo más de dos años que duró la producción. Otros animadores trabajaron desde Los Ángeles (Estados Unidos) y un pequeño equipo en Bangalore (India).

“Cualquier plano que te tocara era realmente complejo. Para mí, lo más complejo fue animar a Simba encima de la rama cuando está en mitad de la estampida. Dar vida a una cría de león y que el espectador pueda creérselo es bastante difícil, son muchos detalles a tener en cuenta. Puedes estar con un mismo plano de tres a seis meses, depende de la complejidad y de si el cliente pide muchos cambios”, explica el animador campogibraltareño.

Pero su trabajo va mucho más allá. El experto en efectos visuales también contribuyó a otro de los éxitos de la pasada primavera en la plataforma HBO, Chernobyl, y otro de sus trabajos verá la luz en apenas unos días. En la serie sobre la catástrofe nuclear en la Unión Soviética, la mano de Álvarez se encuentra en escenas como la caída a plomo del pájaro muerto que cierra el primer episodio. Como estreno inmediato, la producción Dark Crystal de Netflix también tiene su sello y se estrenará el 30 de agosto. “He estado haciendo todas las criaturas. Soy muy fan de Jim Henson desde niño y tenía un vínculo emocional grande con ese proyecto. Tuve mucha suerte y pude trabajar en él”, comenta.

Una de las escenografías de 'Dark Crystal'. Una de las escenografías de 'Dark Crystal'.

Una de las escenografías de 'Dark Crystal'.

La labor en equipo es básica en una industria al alza pero que, según Álvarez, puede convivir con los efectos especiales tradicionales. “Lo más gratificante es el día a día. Estar rodeado de un equipo artísticamente increíble. También el proceso de aprendizaje, cuando estás currando y vas aprendiendo un montón de cosas mientras das vida a los personajes como la anatomía animal, movimientos… Se aprende constantemente, es como un gimnasio para el cerebro”, detalla el animador.

Álex Álvarez, apasionado del cine de ciencia ficción aunque de muy amplios gustos cinematográficos, se encuentra actualmente embarcado en otro proyecto de Netflix con Henry Cavill, The Witcher. “En este caso, estoy también haciendo unas criaturas fantásticas. En concreto, una grande con ocho extremidades y que se enfrenta al protagonista en un lago”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios