Rugulopteryx Okamurae El alga invasora cubre de nuevo la orilla de la playa de Getares

  • La presencia de la 'Rugulopteryx Okamurae' supone un serio problema económico y medioambiental

El alga invasora, en Getares El alga invasora, en Getares

El alga invasora, en Getares / Erasmo Fenoy

Una vez más, vuelve a pasar. El alga invasora, cuyo nombre científico es Rugulopteryx okamurae, ha aparecido de nuevo sobre las costas de Algeciras. Esta vez, la damnificada ha sido la playa de Getares, cuya arena ha quedado cubierta con una gran cantidad de esta especie, arrastrada por las corrientes hasta la orilla.

Desde hace unos años, este es un problema recurrente en las costas del Estrecho y, cada cierto tiempo, las playas se llenan de esta especie. No es la primera vez que le ocurre este año a Getares. A principios de este mismo 2020, tal y como ha ocurrido ahora, el arenal se llenó de Rugulopteryx okamurae.

El alga invasora es un problema para el ecosistema del Estrecho de Gibraltar. No solo afecta al turismo por la incomodidad de su presencia en las playas, sino también a la flora marina y a la pesca. En pocos años, ha provocado el desplazamiento de algas autóctonas del parque natural del Estrecho, lo que supone un problema ecológico para el que todavía no hay una solución.

Aunque hay una propuesta para que se incluya la especie en el catálogo de especies invasoras, todavía sigue sin ser efectiva su inclusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios