Seguridad

La Policía Nacional detiene a dos personas en Algeciras por delitos de explotación laboral e inmigración clandestina

Un vehículo de la Policía Nacional.

Un vehículo de la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con los Servicios de Inspección de Trabajo de Cádiz, han detenido a dos personas en Algeciras en sendas operaciones relacionadas con la explotación laboral en talleres clandestinos. Los dos responsables de los talleres han sido arrestados por delitos de explotación laboral e inmigración clandestina, liberándose a un total de cuatro víctimas.

La Policía Nacional, en una operación llevada a cabo en el marco del convenio de colaboración entre el Ministerio del Interior y el Ministerio de Trabajo y Economía Social en materia de lucha contra el empleo irregular, realizó en el último trimestre de 2023 un total de 31 inspecciones en distintos establecimientos de Algeciras, siendo identificados un total de 94 trabajadores, 7 de los cuales se encontraban en situación irregular.

Los investigadores tuvieron conocimiento de que el responsable de uno de estos talleres clandestinos, ubicado en un polígono industrial de Algeciras, aprovechaba la situación irregular de personas extranjeras para imponer condiciones laborales abusivas, tales como jornadas de trabajo que superaban las 80 horas semanales por un salario ínfimo, sin respetarse las condiciones de descanso, aprovechando el miedo y vulnerabilidad de los trabajadores, quienes temían perder su trabajo y salario si eran detectados por las Autoridades o si sufrían algún tipo de lesión.

Las víctimas aceptaban las condiciones laborales debido a que no tenían otras opciones de empleo y ante la promesa de sus jefes de recibir ayuda para regularizar su situación en España, siendo estas, según manifestaron a los investigadores, peores que en sus países de origen

Todo ello era llevado a cabo en talleres bajo llave y con letreros visibles de “cerrado por traspaso”, sin ventilación adecuada y sin las medidas básicas de seguridad, convirtiéndolos en lugares susceptibles de riesgo para la vida e integridad de las personas. Como consecuencia de ello, distintas víctimas habían sufrido accidentes laborales, siendo advertidos por los responsables para que no informaran a los servicios sanitarios y teniendo la necesidad de regresar al trabajo aun en periodo de convalecencia, ya que en caso contrario dejaban de percibir un salario con el que ayudaban a sus familias en sus países de origen.

La Policía Nacional tiene conocimiento de que estas prácticas de explotación son extendidas en distintos sectores como la construcción, la automoción y el sector servicios, donde son detectadas la mayor parte de trabajadores en situación irregular, de quienes los empresarios se aprovechan para la imposición de condiciones abusivas, queriéndose resaltar la importancia que tiene la prevención de este tipo de actuaciones de lucha contra el empleo irregular, ya que por un lado se detecta a las víctimas y por otro, un tipo de economía sumergida que afecta a trabajadores, consumidores y resto de empresarios, quienes respetando la legalidad, no pueden competir en igualdad de condiciones contra quien abaratan costes al obtener beneficios derivados de la explotación, velando así por el libre ejercicio de la competencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios