Flamenco

Tía Juana la del Pipa, Inés Bacán y Dolores Agujetas, Palmas de Plata

  • El Cante Grande de Algeciras premia la carrera de tres históricas del flamenco

Tía Juana la del Pipa, entre el palmero Chicharito y el tocaor Perikín Niño Jero Tía Juana la del Pipa, entre el palmero Chicharito y el tocaor Perikín Niño Jero

Tía Juana la del Pipa, entre el palmero Chicharito y el tocaor Perikín Niño Jero / E.S

La directiva de la Sociedad del Cante Grande de Algeciras entregará su XXVII Palma de Plata a tres grandes del flamenco: las jerezanas Tía Juana la del Pipa y Dolores Agujetas y la lebrijana Inés Bacán. La entidad cultural reconoce así la figura de tres cantaoras gitanas que, cada una en su estilo y por virtudes diferentes, están por derecho propio en la lista de intérpretes históricas de esta música ancestral. 

La Palma de Plata, que se otorga con carácter anual, es uno de los galardones más importantes del orbe flamenco. En sus primeras ediciones tuvo formato de concurso, pero pronto pasó a convertirse en un premio a toda una trayectoria. Y en las veintisiete ocasiones en las que se ha concedido no solo han sido elegidos cantaores, tocaores y bailaores. También flamencólogos o directivos de entidades como ocurrió al entregarse al malagueño Luis Soler Guevara o el actual presidente honorario del Cante Grande, José Luis Vargas Quirós

Paco de Lucía, Fernanda y Bernarda de Utrera, Fosforito, Chano Lobato, Antonio El Pipa, la Familia Perrate, Manuel Morao, Manuel Moneo, la Paquera de Jerez, Antonio El Chaqueta, Fernando Terremoto, Manolo Caracol, Antonio Mairena, Manuel Torre y Don Antonio Chacón, por citar a los más importantes, fueron homenajeados con esta distinción con la que los flamencos algecireños crearon un Olimpo propio compuesto por figuras estelares de este arte. 

La XXVII Palma de Plata Ciudad de Algeciras centra su mirada en la mujer flamenca, que muchas veces a lo largo del devenir de los tiempos debió luchar contra convencionalismos machistas que le impedían mostrar su arte en público. 

Juana Fernández de los Reyes, Tía Juana la del Pipa, es hoy por hoy una de las más emblemáticas representantes vivas y en activo del cante y el baile de Jerez de la Frontera, donde nació en 1948. Dolores de los Santos Bermúdez, Dolores Agujetas, debutó profesionalmente en 1991 tras vivir su arte muchos años en el ámbito estrictamente familiar. Pertenece a una casa cantaora sin la que no se entendería el flamenco. Ni más ni menos. Algo muy similar ocurre con la lebrijana de 1952 Inés Peña Peña, Inés Bacán, directamente emparentada con la familia Pinini. 

Si no hay cambios de fecha, la XXVII Palma de Plata Ciudad de Algeciras, que cuenta con el respaldo oficial del Ayuntamiento, se entregará en un recital el próximo 29 de noviembre en el teatro municipal Florida. En él intervendrán ellas junto a un elenco de artistas que aún no ha sido desvelado. 

Cada entrega de la Palma de Plata lleva aparejada la edición de un nuevo número de la revista Al-Yazirat, cuyos textos firmados por especialistas flamencos estarán centrados en las homenajeadas. La revista se reparte en el Florida el día del acto principal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios