Algeciras Nautagest debe 620.000 euros al Ayuntamiento por el parking Escalinata

  • La concesionaria del aparcamiento debe mensualidades del canon desde 2012, recibos del IBI o la basura e incluso un Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras de 2009

  • El Ayuntamiento inició el procedimiento de resolución de la concesión, pero no certifica su finalización

Parking Escalinata con el edificio del mismo nombre al fondo. Parking Escalinata con el edificio del mismo nombre al fondo.

Parking Escalinata con el edificio del mismo nombre al fondo. / Erasmo Fenoy

La deuda de Nautagest con el Ayuntamiento de Algeciras por la concesión del parking Escalinata asciende a casi 620.000 euros. Ese es el importe que el Consistorio y el Servicio Provincial de Recaudación de la Diputación tienen registrado respecto al impago del canon anual por la gestión del aparcamiento y de impuestos y tasas municipales, un registro en el que se detectan deudas desde 2009 hasta hoy.

Así, según la información recopilada, Nautagest adeuda mensualidades de canon desde el año 2012, el Impuesto de Bienes Inmuebles desde 2017, recibos de basura y residuos y entrada de vehículos de 2017 y 2018 e incluso un Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras y una tasa por licencias de 2009.

La información sale a la luz por una petición de los propietarios del edificio Escalinata de Murillo, que se vieron obligados a desalojar el inmueble por los daños causados durante la construcción de un aparcamiento que fue declarado ilegal por los tribunales y que tiene orden de demolición. 

Los propietarios habían reclamado al Consistorio que les detallase las cantidades adeudadas por Nautagest, las actuaciones ejecutadas para reclamar esas cantidades y si había una orden de resolución de la concesión por impago. Su objetivo era usar esa información para la presentación de un concurso necesario de acreedores frente a la concesionaria. Reclamaron la información en junio de 2018; al no recibir respuesta, acudieron al Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía, que instó al Consistorio a explicar qué había hecho para contestar a los vecinos. En noviembre de este año el Consejo no tenía noticias del Ayuntamiento y emitía una resolución advirtiendo de que estaba incumpliendo la normativa andaluza en la materia, alertando de posibles infracciones graves e instando a resolver la petición.

Al fin esa información ha llegado, elaborada por el tesorero del Ayuntamiento. Este certifica la deuda en dos lotes: el primero de ellos da cuenta de los impagos del canon durante los tres últimos meses de 2018 y el primero de 2019, más de 4.700 euros al mes con un recargo de más de 200. En total, 18.874,77 euros de canon y 943,74 de recargo: 19.818,51. La segunda partida es la que está contabilizada en el Servicio Provincial de Recaudación de la Diputación, al que el Ayuntamiento le tiene encomendada la gestión de los cobros, y es mucho más cuantiosa: 599.557,35 euros en total, desglosados en 416.429,57 euros de principal, 81.811,49 de recargo y 100.695,95 euros de intereses. No detalla el funcionario en cambio qué actuaciones se han ejecutado para cobrar esas cantidades: se limita a señalar que están en periodo ejecutivo.

En total, 619.375,86 euros acumulados a lo largo de diez años, bastante más de los 196.000 que el Ayuntamiento reconocía en 2017. Entonces, el teniente alcalde de Economía, Luis Ángel Fernández, apuntaba a la Diputación Provincial, a la que reclamaba explicaciones de la demora de los cobros y las medidas adoptadas.

La información sobre la deuda de Nautagest sale a la luz tras una resolución del Consejo de Transparencia que advertía al Ayuntamiento que estaba incumpliendo la normativa

La propia Nautagest reconocía que había dejado de pagar el canon por la "inseguridad jurídica" de la situación del parking, que había sido declarado ilegal y condenado a ser demolido, con el "conocimiento" del Consistorio, que no habría reclamado cantidad alguna. Lo hacía en un recurso ante el juzgado de lo Contencioso presentado a mediados de 2018 en el que reclamaba al Ayuntamiento una indemnización de más de 6 millones de euros y en el que exigía que se resolviese el contrato de la concesión. 

Respecto a este trámite, sobre el que también preguntaban los vecinos, la información remitida por la concejal de Hacienda, María Solanes, incluye el acuerdo de inicio de la resolución de la concesión, instada por la empresa, en junio de 2018. En noviembre el Pleno municipal acuerda ampliar el plazo para resolver el procedimiento en 45 días naturales. Y ahí se pierde el rastro de la resolución de la concesión que está ahora en litigio.

En el contencioso abierto por Nautagest contra el Ayuntamiento de Algeciras, la empresa reclama al Ayuntamiento una indemnización por daños y perjuicios tras la ilegalización del parking. La concesión se había establecido inicialmente para 50 años, pero solo han transcurrido 15, por lo que la compañía reclamaría una compensación por los beneficios no percibidos, la obra no amortizada o los perjuicios causados a la explotación por la litigiosidad en torno al parking.

Por su parte, el Ayuntamiento de Algeciras llegó a un acuerdo con los propietarios para el pago de 1,3 millones a los propietarios en concepto de gastos generados debido al desalojo del edificio. La justicia había condenado a Nautagest y el Consistorio de forma solidaria, de manera que el Ayuntamiento ha expresado en más de una ocasión su intención de reclamar a la empresa su parte del pago.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios