Balance del Puerto de Algeciras 2018 La inversión en infraestructuras del Puerto llega a 929 millones desde 1997

  • Las instalaciones crecen en 190 hectáreas con 14 kilómetros de líneas atraque en 20 años

El presidente de la APBA, Manuel Morón, durante su intervención para hacer balance.

El presidente de la APBA, Manuel Morón, durante su intervención para hacer balance. / Erasmo Fenoy

De una única terminal de contenedores a dos explanadas y una tercera en ciernes, el Puerto de Algeciras ha multiplicado casi por tres su actividad desde 1997, el año inmediatamente anterior a la llegada de Manuel Morón a la presidencia de la Autoridad Portuaria.

El máximo representante de la administración de los muelles de Algeciras destacó este lunes la inversión en infraestructuras acumulada durante su mandato asciende a 929 millones de euros con los que el Puerto de Algeciras ha ganado 190 hectáreas de superficie y 14 kilómetros de líneas de atraque. Gracias a estas inversiones, Algeciras es capaz de recibir a los mayores buques portacontenedores del mundo.

El gasto público acumulado también ha permitido dotar al puerto de cinco kilómetros de líneas ferroviarias y tres terminales de tren. “El Puerto de Algeciras casi se ha duplicado en superficie”, calculó Morón, si bien defendió que todas las ampliaciones desde 1998 se han efectuado sin apoyarse en el frente marítimo costero, sino hacia el interior de la Bahía. “Y todo ello preservando las playas de El Rinconcillo, Getares y la Punta de San García que se integró en el parque natural del Estrecho”, dijo.

Morón comparó la evolución de la actividad portuaria desde 1997, año que el puerto cerró con 40,1 millones de toneladas de mercancías. El dato de 2018 (106,8 millones) supone 2,7 veces más. Y los contenedores han pasado de 1,5 millones de unidades a 4,8, lo que equivale a 3,2 veces más.

Crecimiento de la actividad del Puerto de Algeciras (1997-2018) Crecimiento de la actividad del Puerto de Algeciras (1997-2018)

Crecimiento de la actividad del Puerto de Algeciras (1997-2018)

Las nuevas instalaciones y el crecimiento de la actividad supusieron también más carga de trabajo, lo que Morón ejemplificó con la estiba. En 1997 el puerto contaba con 642 personas dedicadas a las labores de carga y descarga de los buques frente a los 2.920 profesionales de 2018, cuatro veces y media más.

“Las autoridades portuarias no estamos para ganar dinero, sino para generar empleo y para contar con una cuenta de resultados saneada. Somos el puerto más barato de España y uno de los más rentables”, sostuvo Morón como uno de los factores para atraer a las principales navieras del mundo. Algo a lo que también ha contribuido en 20 años las misiones comerciales para promocionar la dársena, con 47 países contactados y el equivalente en viajes a 170 vueltas al mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios