Crisis

La Audiencia archiva de forma definitiva la querella de Gallardo (Vox) contra Domínguez

  • Considera que las acusaciones del concejal de Algeciras no adscrito contra su ex compañero de partido, además de prescritas, entran en el ámbito de la crítica política

Antonio Gallardo y Jorge Domínguez, en 2019.

Antonio Gallardo y Jorge Domínguez, en 2019. / Erasmo Fenoy (Algeciras)

La Sección 7ª de la Audiencia de Cádiz, con sede en Algeciras, ha archivado definitivamente la querella presentada por el concejal de Vox en Algeciras, Antonio Gallardo, contra Jorge Domínguez, concejal no adscrito del Ayuntamiento algecireño y antiguo miembro de la formación de ultraderecha, por los delitos de injurias, calumnias y difamación.

Gallardo interpuso la querella contra Domínguez después de que, previamente, este último le hubiera denunciado por, supuestamente, apropiarse de dinero donado por afiliados y simpatizantes. La denuncia de Domínguez fue archivada, lo que provocó la réplica del concejal de Vox.

La Audiencia, en un auto no recurrible al que ha tenido acceso Europa Sur, confirma los argumentos por los que el Juzgado de Instrucción número 3 de Algeciras ya archivó la querella, especialmente la prescripción del supuesto delito, aunque añade que las manifestaciones de Domínguez entraban en el ámbito de la crítica política. En concreto, Domínguez acusó a Gallardo de “apropiación indebida de diversas donaciones” realizadas al partido por varios afiliados de Vox.

“Las manifestaciones realizadas se encuadran en el contexto político de las irregularidades que pudieron apreciarse respecto de un representante político frente a otro, hechos que fueron objeto de denuncia y resolución mediante sentencia y, si bien es cierto que la misma se resolvió mediante la apreciación de la prescripción del delito, sin que pueda alcanzarse la conclusión la no existencia de comisión del hecho al no haber sido sido declarados probados, no lo es menos que, una interpretación en dichos términos supondría una interpretación contraria al principio de presunción de inocencia, proscrito en nuestro ordenamiento constitucional. Sentado lo anterior, entiende la Sala que los hechos por los que se sostiene la querella, al igual que la sentencia señalada, no colman los derechos fundamentales en conflicto, por lo que procede la confirmación del auto de 14 de octubre de 2022 y, consecuentemente, la desestimación del recurso interpuesto”, manifiesta la Audiencia.

La denuncia de Domínguez contra Gallardo fue archivada por prescripción y no "por inexistencia del delito"

El 14 de octubre de 2022, un auto del Juzgado de Instrucción número 3 hizo ya suyo un informe presentado por el Ministerio Fiscal el 29 de septiembre en el que se pronunciaba a favor del sobreseimiento de la querella contra Domínguez, ya que la denuncia de este contra Gallardo fue archivada por prescripción y no "por inexistencia del delito".

Por tanto, y a juicio del juzgado, la causa penal abierta contra Gallardo se extinguió "sin entrar a dilucidar" acerca de si hubo delito o no, por lo que no es posible determinar si Domínguez cometió o no injurias, calumnias y difamación. Por ello, el Juzgado entendía que no existían motivos para continuar el procedimiento puesto que no había delito en los hechos investigados.

Contra este auto, Gallardo presentó un recurso de reforma que fue desestimado por el Juzgado número 3 el pasado 10 de noviembre, una decisión que la Audiencia de Cádiz ratifica ahora tras un recurso de apelación.

Los precedentes

Jorge Domínguez fue expulsado oficialmente de Vox en junio de 2019 -él mantiene que dejó voluntariamente el partido- bajo el argumento de haber cometido "varias faltas graves y muy graves" que imposibilitan su permanencia en la formación.

Puso la primera denuncia en mayo de 2020, ya que tanto él como un grupo de personas cercanas al partido, algunos de ellos afiliados y otros no, afirmaron haber detectado que un número de donaciones económicas realizadas a la formación no aparecían reflejadas en los borradores de la Renta de 2019, lo que consideraban un indicio suficiente para determinar que, supuestamente, nunca fueron ingresadas en la cuenta de la formación tal y como obliga la Ley de financiación de partidos políticos. Algunas de estas entregas de dinero alcanzarían los 100 euros.

En respuesta, Antonio Gallardo emitió un comunicado en el que afirmaba que era "completamente falso" que se hubiese apropiado del dinero donado por afiliados y simpatizantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios