Algeciras Acaip-UGT atribuye a una sobredosis la muerte de un recluso en Botafuegos

  • D.R.J., de 44 años, había disfrutado de un permiso unos días antes de su fallecimiento

Imagen proporcionada por Acaip-UGT con el material encontrado en la celda del preso fallecido Imagen proporcionada por Acaip-UGT con el material encontrado en la celda del preso fallecido

Imagen proporcionada por Acaip-UGT con el material encontrado en la celda del preso fallecido

El sindicato Acaip-UGT atribuye a una sobredosis el fallemiento de D.R.J. de 44 años, recluso de la cárcel de Botafuegos, en Algeciras, al tiempo que reclama al Ministerio del Interior que tome medidas para “acabar con la masificación del centro”, que, entiende, tienen relación con los fatales capítulos que se están produciendo en dicha cárcel.

“Sábado por la mañana, son las 8:00 y comienza el recuento de la población reclusa que da lugar al cambio de turno, y, de nuevo, el funcionario de prisiones del área de seguridad, una vez observa que el interno no responde, ordena a su compañero que de forma automática le abra la celda escuchándose a los pocos segundos por el walkie que acudan urgentemente los servicios médicos y el Jefe de servicios”, comienza la nota de prensa del sindicato.

“En pocos minutos tres profesionales sanitarios están intentando devolver la vida al interno”, continúa el escrito. “Una vez tras otra le aplican la reanimación cardíaca. Agotados por el cansancio se van turnando y tras más de media hora el facultativo de guardia anuncia: Este hombre está muerto”.

“A lo largo de la mañana la policía científica, el médico forense y los servicios funerarios hacen su aparición por el centro de Botafuegos. A las 11:15 el Módulo-3 recupera la normalidad”, explica el comunicado.

El interno D.R.J. de 44 años había regresado de disfrutar un permiso de salida unos días antes”, detalla la central sindical. “Había tenido problemas de politoxicomanías y se encontraba en tratamiento con metadona”.

“Tras cachear la celda número 30 se le encuentra escondido en el interior del colchón un tubo fino de plástico con 11 pastillas de color rosa y 7 redondas de color blanco”, subraya Acaip-UGT. “También se encuentra dos pulverizadores manipulados para fumar en forma de pipa, dos cucharillas quemadas y papel de plata para fumar droga así como numerosas pastillas”.

Los temores de los funcionarios no son infundados porque la Secretaría General de IIPP ha sacado una instrucción que regula la desescalada en prisiones y que normaliza las comunicaciones intimas familiares y de convivencia, así como la recogida de paquetes y los permisos de salida, o sea que la droga que es la principal causa de muerte en prisión comenzará a entrar en Botafuegos”, reclama.

“También la Secretaría general de IIPP conocedora de que un porcentaje muy alto de los 177 fallecidos en el año 2019 fue por sobredosis ha lanzado una campaña en todas las prisiones del país con mensajes tales como: “Has sido muy fuerte, has aguantado sin consumir“ o “has hecho lo más difícil, no mueras ahora consumiendo“

Desde la sección sindical Acaip-UGT en Algeciras seguimos y seguiremos insistiendo al Ministerio del Interior y a la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias para que terminen con la masificación del centro Penitenciario de Botafuegos y que la Relación de Puestos de trabajo que está conformada por todas las áreas de la prisión algecireña se cumplan para mejor atención y seguridad de los trabajadores penitenciarios e internos”, finaliza.

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios