El Loot de Txeron

Mario y Sonic quieren el oro

  • Las Olimpiadas de Tokio 2020 se convierten en la excusa perfecta para disfrutar de un juego en compañía que no innova pero que sí divierte

Mario y Sonic quieren el oro Mario y Sonic quieren el oro

Mario y Sonic quieren el oro

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están a la vuelta de la esquina y Nintendo y Sega (otrora compañías rivales y ahora amigas inseparables) no han querido desaprovechar tan importante evento deportivo para presentar una nueva edición de su saga deportiva con los icónicos Mario y Sonic y sus amigos. Ya lo hicieron en Pekín 2008, que salió publicado para Wii, y han continuado con cada cita olímpica desde entonces: los Juegos de Invierno de Vancouver (2010), los Juegos Olímpicos de Londres (2012), los juegos de Invierno de Sochi (2014) y los juegos Olímpicos de Río (2016). Solo faltaron a su tradicional cita con los Juego de Invierno de Pieonchang del año pasado.

Y como ya sucediese en las anteriores entregas, en este Tokio 2020 contaremos con multitud de disciplinas con las que disfrutar de los personajes más entrañables de Nintendo y Sega en un producto que vislumbra que está pensado para disfrutarlo en familia o con los amigos ya que nos ofrece más de una treintena de disciplinas tales como fútbol, bádminton, boxeo, natación 100 metros libres, hípica y en las que cabe destacar la inclusión de nuevos deportes olímpicos como el surf, el skateboarding, la escalada deportiva y un clásico que se echaba en falta, el kárate.

El kárate es una de las disciplinas olímpicas que se estrena en esta entrega. El kárate es una de las disciplinas olímpicas que se estrena en esta entrega.

El kárate es una de las disciplinas olímpicas que se estrena en esta entrega.

Los amantes de los hilos argumentales también encontrarán en este título una razón de ser. En esta ocasión, los archienemigos de Mario y Sonic orquestan un minucioso plan para atraparles y llevarles en un viaje en el tiempo que les transporta hasta el año 1964, momento en el que tuvieron lugar los primeros Juegos Olímpicos en Tokio en un claro homenaje a esta ciudad y el país nipón. Consecuencia de ello, nos tocará realizar diferentes pruebas como si estuviésemos realmente en un videojuego de esa época por los que los gráficos que se nos mostrarán en pantalla serán de 8 bits. Todo un guiño a los orígenes de los videojuegos y una razón más para disfrutar de esta propuesta.

Y si Sonic y Mario tienen que lidiar en pruebas deportivas rememorando nuestros recuerdos de niños (para aquellos que ya pintamos canas), sus amigos tendrán que hacer lo propio en el presente para conseguir que vuelvan participando en las diferentes pruebas de Tokio 2020 con un apartado visual acorde a los tiempos que corren y que, pese a no ser puntero (ni tampoco lo pretende), muestra una gran fluidez en todo momento, algo muy necesario para disfrutar de las rápidas y alocadas pruebas deportivas con hasta 4 jugadores a la vez.

El juego te anima a disfrutarlo en compañía fomentando los piques y las risas

Un dato que deja entrever que el título se disfruta infinitamente más si se comparte con amigos y familiares porque los piques, retos y risas estarán a la orden del día y que ensombrece un poco su disfrute en solitario.

Si tienes una Switch y te gustan los Juegos Olímpicos no hay ahora mismo en el mercado mejor propuesta jugable para disfrutarla en compañía. Ganar el oro nunca fue tan divertido.

Hemos podido realizar este análisis gracias a un código de descarga del juego que nos ha facilitado Nintendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios