Turismo Así nos ven

Cádiz se ve marcada por un verano cargado de cruceros para turistas

  • Viajeros de todas partes del mundo desembarcan en la ciudad para pasear por sus calles y conocer sus monumentos · El mito del sol y la playa va perdiendo terreno entre los visitantes frente al atractivo cultural

Comentarios 4

En los meses de verano no resulta raro ver las calles de Cádiz llenas de turistas en rutas de peregrinación por los enclaves de la ciudad: la Catedral, el barrio del Pópulo o la Torre Tavira son los puntos que mayor interés despiertan en los visitantes. El sol, el mar y las buena gastronomía son elementos clave para el reclamo de turistas de todas partes del mundo, muchos de ellos pasajeros de costosos cruceros que eligen la ciudad como una de las paradas turísticas obligatorias.

"Este año están viniendo más cruceros, sobre todo en los meses de julio y agosto, años atrás no venían con tanta frecuencia. Sobre todo vienen en primavera y en otoño, por la fama de las temperaturas altas que tenemos en Andalucía", comenta Carmen Corrales, empleada del Bus Turístico. Tradicionalmente los cruceristas preferían los meses de menos calor al estar desacostumbrados a las calurosas temperaturas del sur: "Me gusta la ciudad, ¡pero hace mucha calor!" exclama una crucerista inglesa.

El turista medio que llega a la capital va buscando cultura sobre todo, quieren conocer la ciudad y ver monumentos: "Cuando viene un crucero tenemos más actividad y trabajamos más horas" cuenta Paco, empleado del Bus Turístico. La Catedral de Cádiz se erige como centro cultural de los visitantes: "Cuando bajé del barco vi el monumento más bello, la Catedral, es muy bonita", opina una turista inglesa pasajera del crucero 'P&O Cruises' estacionado el pasado miércoles en el puerto de Cádiz. Aunque también son muchos los que simplemente quieren pasear por las calles gaditanas: "No vamos a visitar los monumentos, sólo pasear" comenta una turista holandesa que necesita ayuda para encontrar la calle Plocia, la cual marca el inicio de una ruta turística que recorre el corazón del casco histórico por las calles Columela y Ancha.

Según comenta Carmen Corrales, empleada del Bus Turístico, en los últimos años se ha ido rompiendo el mito de la playa como el principal interés turístico para los veraneantes: "Cuando se bajan valoran mucho la playa que han visto desde el autobús, pero primero preguntan por las visitas culturales" afirma.

"Los viajeros agradecen que la ciudad se conserve tan bonita y se van contentos y sorprendidos ya que Cádiz oferta más de lo que probablemente esperan" continúa Carmen. Aunque no todos son piropos para la capital y algunos visitantes quedan decepcionados: "Es una ciudad bonita, pero no del todo, el problema es que está muy sucia, aunque sólo hemos estados unas pocas horas y no hemos podido verlo todo" considera un matrimonio alemán que viaja a bordo del barco Holland America Line, estacionado en el puerto gaditano el pasado jueves.

La posibilidad de conocer diversas ciudades a través de cruceros en lujosos trasatlánticos es una tendencia que está en auge, aunque suele suponer un elevado coste económico que no todos se pueden permitir: "Creo que este tipo de cruceros son para gente rica y más mayor" opina una joven holandesa que ha llegado a la ciudad en avión primero y luego por carretera. Un acompañante de la chica holandesa añade: "En los años sesenta sí que viajé en crucero, además fue con el Holland America Line, pero creo que probablemente es mejor organizar el viaje por ti mismo".

En los últimos años la procedencia de los cruceristas que llegan a Cádiz con ganas de conocer la ciudad depende mucho del barco visitante. Al puerto de Cádiz llegan sobre todo buques ingleses, americanos y alemanes, como es el caso del Holland America Line cuyo pasaje procede en su mayoría de Alemania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios