Tarifa

El Ayuntamiento y Costa Tarifa renuevan el convenio para construir un centro hípico

  • La promotora renuncia a seguir reclamando al Consistorio tres millones de euros por incumplir el acuerdo, firmado en 2005

Parte de los terrenos en los que se iba a construir un campo de golf y, después, un centro hípico. Parte de los terrenos en los que se iba a construir un campo de golf y, después, un centro hípico.

Parte de los terrenos en los que se iba a construir un campo de golf y, después, un centro hípico. / jorge del águila

El Ayuntamiento de Tarifa y la empresa Costa Tarifa han llegado a un acuerdo para modificar el convenio que firmaron ambas partes en julio de 2005 para la construcción de un campo de golf en la zona de la Loma de Ramos-Brocón. El gerente de la promotora, Juan Vila-Coro, reclamó en septiembre de 2018 una indemnización de más de tres millones de euros por haber incumplido ese convenio, que 15 años después se reconvierte y permitirá la construcción de un centro hípico, opción ya planteada en 2017. Una vez que el convenio sea aprobado por el Pleno, la empresa renunciará a esa indemnización millonaria.

Costa Tarifa firmó un convenio con el entonces alcalde, Miguel Manella, y con la quincena de propietarios de los suelos en los que se pretendía levantar el campo de golf, pero el proyecto nunca se llevó a cabo. Por este motivo su gerente solicitaba al Ayuntamiento los 680.000 euros que puso como garantía para la puesta en marcha del convenio, además de los intereses y demás gastos realizados durante trece años. En total, más de tres millones de euros.

El proyecto estuvo cerca de salir a la luz cuando el 22 de marzo de 2011, el Ayuntamiento firmó un protocolo de intenciones de colaboración público-privada para el proyecto del campo de golf, que pasaría a convertirse de interés turístico. En 2017, después de que Costa Tarifa SL recibiera noticias por parte del Ayuntamiento de que la construcción de un campo de golf sería un plan que obtendría un notable rechazo social por su impacto ambiental, la empresa dio un giro al proyecto y decidió cambiarlo por un centro hípico al estilo de los que hay en Sotogrande y Montenmedio, e incluso complementario con ambos.

La situación de los terrenos, junto a la carretera hacia la ermita de la Virgen de la Luz La situación de los terrenos, junto a la carretera hacia la ermita de la Virgen de la Luz

La situación de los terrenos, junto a la carretera hacia la ermita de la Virgen de la Luz

El Plan General de Turismo Sostenible de Andalucía Horizonte 2020 aconseja el impulso del turismo ecuestre para fomentar la desestacionalización del turismo: “Este deporte atrae un turismo de alto poder adquisitivo y que conlleva un elevado número de desplazamientos tanto de participantes y caballos como de aficionados, prensa y patrocinadores. Los deportes relacionados con el caballo pueden contribuir a la desestacionalización del turismo, ya que atraen a deportistas y seguidores a los que el clima en sus países les dificulta la práctica de dichos deportes”, destaca el documento.

En septiembre de 2018, el alcalde, Francisco Ruiz, se mostró abierto al diálogo con la promotora, que ahora ha quedado plasmado en un acuerdo que debe obtener el visto bueno del Pleno de la corporación municipal en los seis próximos meses.

Mediante el convenio, el Ayuntamiento se compromete a asegurar el correcto desarrollo urbanístico de los terrenos donde está prevista la construcción del centro hípico en el marco de la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). En el caso de que la Junta de Andalucía no lo autorice, el Consistorio asume el compromiso de incluir, en las mismas condiciones y con los mismos parámetros, un máximo de 90 hectáreas de estos terrenos, cuya delimitación será consensuada entre la propiedad y los servicios técnicos municipales.

La instalación ecuestre prevista en el convenio como equipamiento deportivo privado, ocupará una extensión mínima de 15 hectáreas en el supuesto que la extensión del ámbito fuera de 90 hectáreas. Si finalmente se alcanza la superficie pretendida, de unas 142 hectáreas, el complejo aumentaría en cinco hectáreas.

El Consistorio también está obligado, en el plazo máximo de dos años y medio desde la aprobación del convenio, a solicitar el inicio de la evaluación ambiental estratégica de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbanística de Tarifa. La propiedad de los terrenos, por su parte, se compromete a aportar 1.360.000 euros para acometer la infraestructura necesaria para el abastecimiento y saneamiento del agua. Los 680.000 euros que Costa Tarifa entregó al Ayuntamiento como anticipo por este concepto, tendrá consideración de depósito constituido ante la caja de la Administración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios