Tarifa

Verdemar alerta de la muerte de animales en la Isla de Tarifa por las redes perdidas

  • Las mallas atrapan a las especies marinas durante mucho tiempo después de abandonadas, ya que están compuestas por materiales sintéticos de larga duración

Una de las redes abandonadas denunciada por Verdemar Una de las redes abandonadas denunciada por Verdemar

Una de las redes abandonadas denunciada por Verdemar

La organización ecologista Verdemar ha denunciado la presencia de redes perdidas o abandonadas en el entorno de la Isla de Tarifa que están matando o causando graves daños a las especies marinas de un espacio especialmente sensible.

Las redes fantasma son todas aquellas redes que los pescadores pierden en el mar, o sencillamente abandonan porque ya no les sirven, explica Verdemar. A la deriva, provocan un gran impacto ambiental como residuo plástico y con la muerte de especies marinas que quedan atrapadas, como estaría ocurriendo en Tarifa.

Cuando se hace recuento en relación a la pesca para consumo humano, generalmente se queda fuera la cantidad afectada por las redes fantasma. "Muchas de esas redes se enredan en los fondos, y acaban atrapando todo lo que se les cruza en el camino", denuncia.

Verdemar recuerda que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente denuncian en un informe que las redes, trampas, flotadores y otros aparejos de pesca que se rompen, abandonan y pierden como consecuencia de tormentas o quedan atascadas constituyen un 10% de los residuos marinos, es decir, unas 640.000 toneladas. Además, estas redes fantasma capturan y matan cada año miles de peces, tortugas, aves y mamíferos marinos mucho tiempo después del final de su vida útil, ya que al estar compuestas por materiales sintéticos pueden durar más de 500 años.

Estos restos, además de tener un impacto sobre el medio ambiente marino, afectan a la navegación marítima y la actividad pesquera. En la actualidad, prosigue el informe, las peores afectaciones se deben a las llamadas redes de agallas, en las que el borde inferior es anclado al suelo marino y se elevan con flotadores colocados en su borde superior. Una vez desplegadas, forman una pared vertical que llega a medir varios kilómetros de largo que, si se pierde o abandona, puede "seguir pescando sola meses y años".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios