EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Rugulopteryx Okamurae

El levante aflora un nuevo manto del alga invasora en Tarifa que amenaza al turismo

El invitado menos deseado en las playas vuelve a hacer acto de presencia. Las costas de Tarifa y parte del término municipal de Barbate permanecen desde el fin de semana nuevamente cubiertas por un arribazón del alga invasora Rugulopteryx Okamurae. El cambio de viento registrado en las últimas horas habría provocado la llegada masiva del vegetal marino. 

Los Lances, la desembocadura del río Jara y Punta Paloma son algunos de los enclaves del litoral tarifeño en el que se han depositado las algas, según han anunciado los integrantes de la Asociación Algas del Estrecho en sus redes sociales. 

La llegada de las algas, más allá de la afección ambiental y para la pesca, se produce en los compases previos a la reapertura de las playas tras la pandemia de coronavirus, cuando el litoral se convierte en un aliado para la reactivación económica. 

El alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz, ha augurado un verano complicado dado el alto nivel de biomasa en el mar que alimenta las algas. "Es un problema que no es solo municipal y una cuestión de limpieza de las playas. La limpieza del litoral es la segunda derivada de una cuestión medioambiental y que, como tal, requiere de la intervención del resto de administraciones", ha subrayado el regidor tarifeño. 

Ruiz ha detallado que el Ayuntamiento volverá a desplegar el dispositivo regularmente para la retirada de las algas de la costa. "Pero no es la solución. Tanto la Mesa Ciudadana por el Alga Invasora como el Ayuntamiento de Tarifa hemos reclamado ayuda e intervención al resto de administraciones. Y hemos obtenido la callada por respuesta", ha comentado Ruiz. 

Las autoridades trabajan en la inclusión de este alga en el catálogo de especies invasoras, si bien el expediente sigue sin estar concluido. Para Francisco Ruiz, esta cuestión no puede suponer un freno a la toma de decisiones. "Se pueden afrontar y tomar decisiones sin que se haya declarado como especie invasora. Esperamos el apoyo de las administraciones para hacer frente a este problema", ha insistido. 

La Rugulopteryx Okamurae cubre aproximadamente el 80% del lecho marino del Estrecho de Gibraltar y ha logrado en apenas cinco años desplazar a las algas autóctonas del parque natural del Estrecho provocando un problema ecológico de gran magnitud para el que todavía no hay una solución.

Cada verano, con el aumento de la temperatura de las aguas, esta especie de alga invasora de origen asiático se multiplica y cubre la arena de las playas del Campo de Gibraltar y Ceuta.

Expansión sin freno 

El alga invasora se expande por el Estrecho de Gibraltar ataca con dureza al sector de la pesca. El 80% de las superficies horizontales de fondos rocosos de la bahía están ocupadas por esta especie asiática que extiende su dominio hacia el Mediterráneo. Las conclusiones han sido difundidas recientemente por el equipo de trabajo sobre el alga Ruguloptery Okamurae, que desarrolla la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla (US) con el apoyo de la Fundación Cepsa, tras su primer año de investigación.

Según el informe sobre el trabajo realizado por el equipo, formado por nueve personas (más otros colaboradores externos) y dirigido por el catedrático linense José Carlos García Gómezla distribución geográfica del alga refleja que ha sido explosiva, ya que se encuentra en expansión especialmente hacia el Mediterráneo donde ha sido detectada hasta en las costas almerienses y ha pasado a ser una especie dominante en la Bahía de Algeciras, dentro de las macroalgas vinculadas a los fondos rocosos. En cuanto a su vertiente atlántica, Rugulopteryx ha llegado hasta Sancti Petri (Cádiz), pudiendo haber rebasado ya este límite.

El alga ha exhibido una capacidad competitiva y de colonización de superficies rocosas extraordinaria, según se recoge en este informe del primer año de investigación del Laboratorio de Biología Marina de la US. No se tiene conocimiento de que otra especie exótica marina vegetal, en el litoral ibérico, haya sido capaz de emular esta potencialidad de conquistar espacios ya ocupados, privándoselos a sus propietarios nativos, con la eficacia y rapidez que lo ha hecho el alga asiática, destacando además su capacidad para evitar a su vez ser colonizada, según concluye este primer año de estudio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios