Desayuno informativo

“Cádiz es la mejor propuesta para el sector”

  • Los empresarios constatan el buen estado de salud del sector y reafirman su compromiso con la sociedad gaditana y su contribución a la recuperación económica.

Vista general del desayuno informativo en el Parador de Cádiz. Vista general del desayuno informativo en el Parador de Cádiz.

Vista general del desayuno informativo en el Parador de Cádiz. / Jesús Marín

El Parador de Cádiz fue testigo de un desayuno informativo sobre la Promoción Inmobiliaria. La mesa, que fue moderada por el periodista de Diario de Cádiz Alejandro Martín, contó con los siguientes ponentes:Emilio Corbacho Domínguez, presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de la Construcción (FAEC); Manuel Ávila Farzón, presidente de ASPRICA, Jorge Fernández-Portillo, secretario general de FAEC; Juan Carlos Sánchez, gestor de Promociones del Grupo Q; Manuel Díaz Ferrero, socio-gerente de Exedra; Elena Fernández, consejera delegada de Nunadrola;María Gómez Delgado, directora de Marketing y Comercial de Grupo Soluciones;César de Diego, director comercial de Gilmar; Salvatore Di Maggio, director financiero de Dimalara;Andrés Roldán Lozano, responsable del Área Inmobiliaria del Grupo Galia; y Álvaro Herráiz Cañada, director del Área Comercial de Iniciativas Inmobiliarias.

El coloquio, tras la bienvenida y presentación del moderador, comenzó con la intervención del Presidente de FAEC, Emilio Corbacho Domínguez, quien manifestó que “esta crisis sanitaria ha cogido al sector de la Construcción y de la Promoción Inmobiliaria cuando estábamos saliendo de la anterior crisis”. En este sentido, aseguró que “hemos afrontado la crisis actual con el conocimiento de lo que es una crisis” y reconoce que “la anterior crisis fue diferente, ya que fue financiera y todos los palos nos cayeron a los trabajadores de nuestro sector. En cambio, ahora ya teníamos la lección aprendida para afrontar la crisis de la pandemia”. Afirmó que “toda la promoción inmobiliaria está llevando a cabo su trabajo bajo la prudencia”.

Además, el presidente de la FAEC manifestó que el sector de la Construcción y Promoción Inmobliaria necesita de la colaboración de las Administraciones. De hecho, indicó que “una de las líneas maestras del sector van dirigidas a la Administración. En primer lugar para que haga lo que no queremos que haga, es decir, la normativa. Y por otro lado, que poden la burocracia”. Pese a todo, consideró que “lo positivo es que si la Administración entiende que tienen que luchar porque los ciudadanos puedan acceder a una vivienda digna, deben apostar por ayudar a las Inmobiliarias”.

Manuel Ávila, Presidente de ASPRICA, confirmó que “lo más importante de todo lo que estamos viviendo con la crisis sanitaria es que las empresas están más preparadas y el sector más profesionalizado”. Añadió, asimismo, que “nuestro sector goza actualmente de buena salud, ya que está haciendo las cosas con prudencia. Anda con pies de plomo y con ganas de seguir trabajando”.

Por su parte, Álvaro Herráiz Cañada, director del Área Comercial de Iniciativas Inmboliarias, expresó en su balance particular de la situación actual: “realmente la crisis anterior nos lastró, pero ahora somos el motor de la salvación. Es importante reforzar y llevar de la mano a la vivienda y al turismo”. Afirmó que a pesar de que la pandemia está evolucionando, “la demanda se está comportando bien”. “Venimos con proyectos consolidados y la demanda con dinero ahorrado”, prosiguió Álvaro Herráiz, quien apostilló que “en el confinamiento nos ha costado vender pero después ha ido bien. Cádiz es una zona llena de oportunidades”. En este sentido se mostró esperanzado y sostuvo que hay que aprovechar esta oportunidad.

La Consejera Delegada de Nunadrola, Elena Fernández Domínguez, se mostró de acuerdo con las anteriores declaraciones y destacó “lo bien que está comportando el mercado en la provincia”. Con ilusión, dijo, “tenemos que tratar que no decaiga este buen rumbo en este momento”.

Asimismo, Jorge Fernández-Portillo, Secretario General de FAEC, quiso reconocer el “ejemplo encomiable del sector”. “En los malos momentos de esta crisis –continuó– se ha demostrado la unión de todos”. Pese a ello, avisó que hay que estar vigilante con la economía de los próximos meses.

En relación al papel de las administraciones públicas, Manuel Ávila reconoció que “es la primera vez que han contado con nosotros para regular la Ley del Suelo y creo que es importante que nuestro sector pueda opinar sobre este aspecto”. Sin embargo, Ávila se mostró contrario a la actual Ley del Suelo ya que “es distinta en diferentes municipios y eso no puede ser, es un mal del Sector”.

Otra de las cosas que deben mejorar según el Presidente de ASPRICA es “la tardanza en la burocracia, porque al final quien lo paga es el cliente. Esto es un problema que llevamos arrastrando muchísimos años. Tiene que haber un reglamento común, no puede ser distinto en cada municipio”, resaltó.

Manuel Díaz Ferrero, socio-gerente de Exedra, manifestó que “el potencial de Cádiz es espectacular. Nuestra provincia es una oportunidad”. En este aspecto, concretó que “la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 nos supone una gran oportunidad por el teletrabajo con profesionales cualificados que quieran venir aquí a trabajar”.

En este sentido, María Gómez Delgado, directora de Marketing y Comercial de Grupo Soluciones, hizo alusiones a los principales cambios producidos en el día a día, a raíz de la crisis sanitaria. “La demanda ha cambiado. También la manera de funcionar con el cliente, ya que se fomentan más las visitas virtuales”, explicó.

Emilio Corbacho, Presidente de FAEC, en una intervención. Emilio Corbacho, Presidente de FAEC, en una intervención.

Emilio Corbacho, Presidente de FAEC, en una intervención.

Turismo residencial

En lo que la mayoría de participantes en la jornada estuvo de acuerdo es en la importancia que el turismo residencial tiene en la provincia. Así,tanto Manuel Díaz como Manuel Ávila aseguraron que el extranjero o el foráneo seguirán viniendo y hay que darles servicio.

De hecho, el gestor de Promociones de Grupo Q, Juan Carlos Sánchez, confirmó el buen momento que vive el Sector, ya que “con el primer Estado de Alarma y el confinamiento todo paró, pero después a medida que se fue desconfinando, todo se ha ido moviendo y el mercado de segundas residencias o primeras residencias en la provincia ha ido bien con profesionales que buscan largas estancias o gente de fuera que encuentran en Cádiz seguridad y tranquilidad”.

Para Sánchez, la burocracia es también uno de los puntos negros en la provincia para el sector: “a nivel municipal hay una guerra entre técnicos y políticos que se traduce en meses de retrasos y paralizaciones”. Sin embargo, confía en la nueva Ley del Suelo como una solución a estos problemas.

A las bondades de Cádiz se refirió también Andrés Roldán Lozano, responsable del Área Inmobiliaria de Grupo Galia, ya que consideró que “Cádiz es una oportunidad absoluta en todos los sentidos. Los atractivos que tiene la provincia son espectaculares. Playa, sol, buen ambiente”. Roldán quiso también dar un toque de atención al papel de las Administraciones, a las que sólo les pide que “nos acompañe y acorte los plazos y que las promociones circulen fluidamente”. “Y si puede ser –apostilló– que apuesten y potencien la Promoción Inmobiliaria. Si fuera así, seremos una de las primeras provincias en salir de todo esto”.

Siguiendo el hilo del papel de los organismos públicos, Jorge Fernández-Portillo afirmó que “los empresarios de la Construcción y Promoción Inmobiliaria le pedimos a los políticos que rebajen la crispación”. En cuanto a la Administración, considera que “está para ayudar, no para apartarse”.

Elena Fernández fue un poco más allá y le pidió a las Administraciones “imaginación para aportar algo de valía. Sobre todo medidas fiscales imaginativas para ayudar”. Consideró que “deben tratar de ser creativos para ayudar a que todos podamos avanzar”.

Por otro lado, Salvatore Di Maggio, director Financiero de Dimalara, reincidió en la misma idea de que “Cádiz tiene un recorrido amplísimo por delante. Hemos tenido demanda, pero hay un segmento al que no hemos podido dar servicio y son aquellos que no tienen capacidad de ahorro”. En este aspecto, Di Magio cree que “aquí es donde la Administración debería volcarse, para favorecer a estas personas”.

Álvaro Herráiz Cañada dio la razón a Di Magio apostillando que “si la Administración no ayuda a la gente joven, nunca podrán comprar una vivienda”. Además, Herráiz, subrayó el potencial de Cádiz, aunque apostilló sus necesidad de infraestructuras: “la provincia necesita un empujón para que sea lo que tiene que ser”.

Con el mismo plantemiento y con un optimismo aún mayor, , el director Comercial de GILMAR, César de Diego, aseguró que “Cádiz es la mejor propuesta para nuestro Sector”. En su opinión, “Cádiz tiene una calidad de vida que no hay en toda España. Profesionalmente ha sido el mejor verano de mi vida”. De Diego está convencido que “Cádiz va a ser el nuevo lugar de lujos. Tan solo tenemos que explotarlo”.

Previsiones

Con respecto a las perspectivas del sector a medio plazo, Emilio Corbacho, quiso destacar que “esta provincia es probablemente de las que más sufre el paro y no hay un sector como el de la Edificación y Promoción Inmobiliaria que cree tanto trabajo. Este sector absorbe el paro de manera inmediata. Absorbemos como una esponja, pero todos debemos ayudar para frenar esta lacra”.

Aseguró, asimismo, que “la Asociación de Promotores pertenece al Patronato de Turismo porque el turismo también es residencial. Al final, quien compra una vivienda también echa raíces donde la compra y después el boca a boca hace el resto. Esto para la provincia es extraordinariamente positivo”. Con respecto a la situación actual, Corbacho señaló que el sector está prudente y “un poco a verlas venir, lo cual no es positivo”. Sin embargo, el presidente de la FAEC se mostró optimista y afirmó que, aunque queda por hacer, todo irá a mejor.

Manuel Díaz Ferrero concluyó asegurando que actualmente Cádiz es “una ciudad escaparate, pero que el coronavirus puede cambiar esta tendencia. “Puede ser que el que venga ahora, sea para quedarse, lo que va a propiciar que va a ahorrar y al final se va a comprar la vivienda”. Este cambio de hábitos, según Díaz Ferrero, va a cambiar a Cádiz porque “va a dejar de ser una ciudad escaparate para ser una ciudad para vivir. Cádiz va a ser un espectáculo en 2022”.

Álvaro Herráiz, por su parte, mostró su opinión sobre el futuro en relación a la rentabilidad: “las bases son buenas para ser optimistas, ya que la situación del sector es rentable para los inversores. Las empresas, en definitiva, han hecho bien su trabajo”. En este sentido, aseguró que “si no tuviéramos Covid-19, diríamos que esto va genial”.

Elena Fernández Domínguez incidió en las necesidades más acuciantes en la actualidad. “ Terminar las obras que están ya en marcha, consolidar las ventas y que los planes sean más flexibles y dinámicos para dar más oportunidades a los clientes finales deben ser los objetivos”, puntualizó.

“Saber vender la zona magnífica que es Cádiz”, es uno de los objetivos pendientes según Juan Cárlos Sánchez, quien, sin embargo, consideró que “el sector goza de buena salud. Y aunque esa salud, debido a la situación que estamos atravesando, se va a deteriorar un poco, esperemos que dure poco y que las administraciones nos ayuden”.

Más optimista se mostró Salvatore Di Maggio, quien subrayó que “el sector está fuerte ante una nueva crisis como la que estamos viviendo. El principio de prudencia que está llevando a cabo es muy bueno”. César de Diego, por su parte, afirmó que, “con las calidades que ofrece Cádiz, el scetor debe seguir en esta senda positiva”.

Finalmente, y para cerrar el coloquio sobre la Construcción y la Promoción Inmobiliaria, Emilio Corbacho Domínguez Presidente de FAEC destacó “la unidad en los análisis y la actitud inteligente y prudente del sector”.