Crisis sanitaria

EEUU supera los tres millones de casos de coronavirus

  • El país ha sumado un millón de infectados en el último mes

  • Trump inicia los trámites para salir de la OMS y quiere abrir los colegios en otoño

Donald Trump. Donald Trump.

Donald Trump. / Yuri Gripas, EFE

Estados Unidos superó este miércoles los tres millones de casos confirmados de Covid-19 tras haber sumado en el último mes más de un millón, inmerso ahora en la polémica sobre la posible reapertura de los colegios en otoño que el Gobierno del presidente Donald Trump quiere impulsar.

Según los datos del recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins, EEUU, el país más castigado del mundo por el coronavirus, alcanzó las 3.016.515 infecciones con 131.666 fallecidos. Por detrás de EEUU con la mitad de casos está Brasil con 1.668.589; India, con 742.417, y Rusia, con 699.749. En cuanto al número de fallecimientos, les siguen al país norteamericano Brasil, con 66.741 muertos; el Reino Unido, con 44.602, e Italia, con 34.914.

Tan solo en el último mes, EEUU ha añadido más de un millón de casos, con repuntes en varios estados como las Carolinas, Texas, Florida y California. Ante esta situación, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, indicó que los esfuerzos del grupo de trabajo de la Casa Blanca para el coronavirus se están centrando en los estados que concentran la mitad de los nuevos contagios: Arizona, Florida y California, donde la principal carencia es la escasez de personal médico.

Por su parte, la coordinadora de la respuesta del Ejecutivo a la pandemia, la médico Deborah Birx, consideró que los estados que están experimentando repuntes deberían retomar las recomendaciones de la fase 1 de la vuelta a la normalidad, como las mascarillas, evitar ir a bares o restaurantes o participar en eventos en sitios cerrados.

La Casa Blanca defiende la vuelta al cole

La responsable dio este consejo pese a que el presidente de EEUU, Donald Trump, ha insistido en varias ocasiones en que la economía no debería paralizarse de nuevo por la pandemia, e incluso si los casos crecen. Buena parte de la rueda de prensa estuvo dedicada a los colegios, no a los tres millones de casos, y Trump publicó dos tuits defendiendo esta medida y lanzando amenazas.

"En Alemania, Dinamarca, Noruega, Suecia y muchos otros países, LAS ESCUELAS ABREN SIN PROBLEMAS. Los demócratas piensan que les perjudicaría políticamente si los colegios de EEUU abren antes de las elecciones de noviembre, pero es importante para los menores y las familias. ¡Se les puede cortar la financiación si no están abiertas!", escribió el mandatario.

En otro mensaje criticó las "duras y caras" recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) para la reapertura de los colegios. "Mientras que quieren abrirlos están pidiendo a los colegios que hagan cosas muy poco prácticas. ¡¡Me reuniré con ellos!!", clamó.

Pence, no obstante, se mostró más comedido en sus palabras y, preguntado por la prensa sobre la amenaza del presidente de retirar fondos a las escuelas que no abran sus puertas, respondió que la mayor parte de la financiación proviene de los estados.

Tras las críticas de Trump a las recomendaciones de los CDC, Pence anunció que la Casa Blanca está colaborando con este organismo para reabrir los colegios. El director de los CDC, Robert Redfield, estuvo en la misma rueda de prensa y adelantó que los CDC van a trabajar con cada centro, en cada jurisdicción, para ayudar a emplear "estrategias diferentes" para lograr una vuelta al colegio "segura".

EEUU inicia el proceso para retirarse de la OMS

Este debate se abrió el mismo día en el que Estados Unidos anunció que ha iniciado el proceso para retirarse de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un paso que tardará un año en hacerse efectivo y que aún podría interrumpirse si el presidente Donald Trump pierde las elecciones de noviembre o si el Congreso decide intervenir.

En una carta enviada este lunes al secretario general de la ONU, António Guterres, la Casa Blanca cumplió con una amenaza que llevaba blandiendo desde abril, cuando Trump acusó por primera vez a la OMS de estar "sesgada" a favor de China y de haber gestionado mal la emergencia sanitaria de la Covid-19.

La retirada de Estados Unidos dejaría a la OMS sin su principal donante, que en los últimos años le ha aportado entre 400 y 500 millones de dólares anuales, aproximadamente el 15% del presupuesto total del organismo. Sin embargo, la respuesta de la ONU al anuncio de Trump dejó claro que todavía no es seguro que llegue a producirse esa ruptura.

Cuando se sumó a la OMS en 1948, Estados Unidos impuso "ciertas condiciones para su posible retirada", que incluyen una notificación previa de un año y "el cumplimiento total con el pago de sus obligaciones financieras", precisó el portavoz.

Aunque Trump tiene derecho a retirarse de la OMS en virtud de los tratados internacionales de los que es parte EEUU, no está tan claro que pueda hacerlo sin incumplir el marco legal estadounidense, y resolver esa duda podría requerir un litigio judicial que no está claro que nadie en el país quiera iniciar.

El hecho de que la medida no se haga efectiva hasta dentro de un año significa, además, que la retirada de Estados Unidos podría detenerse si Trump pierde las elecciones presidenciales de noviembre y su sucesor así lo decide. El virtual candidato demócrata en esos comicios, el ex vicepresidente estadounidense Joe Biden, dejó claro que planea anular esa decisión si llega al poder en enero de 2021.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios