San Roque

El incendio de Indorama reabre el debate ambiental y de seguridad

  • San Roque reivindica más coordinación y demanda, como La Línea, más información

  • Ecologistas exige un refuerzo de las medidas de protección y orientación a los vecinos

El incendio de Indorama. El incendio de Indorama.

El incendio de Indorama. / Erasmo Fenoy

El incendio de la planta de almacenamiento de Indorama en San Roque se daba por extinguido ayer por la mañana tras una noche de labores de refresco. La producción volvía a la normalidad después del impactante fuego, que generó una fuerte alarma en la población del Campo de Gibraltar. Pero se ha reavivado otra llama, la del debate ambiental y de seguridad industrial en la comarca, con colectivos ecologistas y sociales reclamando más protección y ayuntamientos demandando información de lo ocurrido y más coordinación.

El Consistorio del municipio más afectado, San Roque, reclamaba a través de su alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, “una mayor coordinación entre las administraciones ante sucesos como el incendio”. “Ayer hubo –reconoció– quizá cierta confusión o mensajes contradictorios sobre lo que venía ocurriendo y sobre el qué hacer en esa situación. Por tanto también aprendimos a saber que hay errores de coordinación que son necesarios corregir y por eso vamos a realizar una actualización del Plan de Emergencias Municipal donde vamos a incluir un espacio relevante y vital en la comunicación”.

El Ayuntamiento se ha puesto en contacto con la empresa y con la administración competente, la Junta de Andalucía, para saber “por qué ocurrió el incendio y para saber cuáles son los episodios de contaminación que pudimos vivir ayer y los que puedan acontecer en las próximas horas debido al incendio”. Ruiz Boix recordó que existe una red de medición de la contaminación en la comarca y la Junta le ha comunicado que está recopilando toda la información existente.

“Digo contaminación y no tóxico, –apuntó el alcalde– ya que hubo quien pudo jugar con la combinación de los dos términos. En ningún caso se ha señalado por parte del Ayuntamiento de San Roque que no hubiera niveles de contaminación. Claro que los hubo, provocados por ese incendio de más de mil toneladas de productos PTA y PIA”.Según explicó el regidor, la empresa Indorama está ahora realizando una investigación interna “para saber cual fue la causa. También cuentan con una empresa de seguros que va a realizar toda la investigación para saber las razones del fuego; la empresa va a contratar un estudio externo y la Guardia Civil va a iniciar un análisis que desembocará en una investigación judicial”.

Se van a abrir varias investigaciones para esclarecer las causas del fuego

El Ayuntamiento de La Línea también pidió explicaciones a la Junta de Andalucía y a la empresa Indorama por el “episodio de contaminación”. La concejala delegada de Medio Ambiente y ex portavoz ecologista, Raquel Ñeco, expresó la “preocupación” de esta administración por el “episodio de contaminación” ocurrido en la tarde del martes, por lo que reclamó también “conocer los datos de calidad del aire durante el periodo del incendio”.

Verdemar-Ecologistas en Acción denunció la gestión ambiental por parte de las administraciones y reivindicó un plan de autoprotección para la comarca del Campo de Gibraltar. En un comunicado, el colectivo ecologista consideró “incomprensible” que los ayuntamientos de San Roque, Los Barrios, Algeciras y La Línea trasladasen un mensaje “contradictorio y falso” a la ciudadanía afirmando que “los humos no eran tóxicos” y a la vez pidieran “permanecer en casa y cerrar puertas y ventanas”. Esta situación se agrava, según Verdemar, cuando a esta asociación “le consta que sí se ha evacuado el resto de industrias circundantes” y que “personas conocedoras del polígono se han marchado”. Por ello, denuncian la “actitud de quienes deben velar por la seguridad y la salud públicas”, que, “por contra, pone en grave riesgo de contaminación a la población del Campo de Gibraltar”.  

“No más razonable”, a su juicio, ha sido la gestión desde la Junta de Andalucía, ya que “durante el incidente, la red de vigilancia ambiental situaba sus medidores de calidad ambiental en verde, que es lo mismo que decir que el aire era sano”, lo cual supone para Verdemar “una prueba manifiesta de que el sistema no funciona”, en especial en la medición del aire en tiempo real.

Ante estas “graves deficiencias”, los ecologistas continuarán “reclamando un plan de autoprotección” para el Campo de Gibraltar que “dé certidumbre y tranquilidad a la ciudadanía ante incidentes como este” y que dote a la comarca de “una voz oficial coordinada que recomiende a los vecinos lo que tienen que hacer en una situación tan crítica”. Verdemar está promoviendo una manifestación contra la contaminación.

La Plataforma Social Comarcal del Campo de Gibraltar denunció el “grave riesgo para la salud” que supuso el incendio y reclamó un plan de emergencia (aunque sí hay un plan de emergencia exterior que fue activado el pasado martes). Y fueron más allá para reclamar el “cambio de este modelo industrial contaminante” por otro “ecológicamente sostenible” exigiendo “aumentar las medidas de seguridad en las grandes industrias” y la dotación de un plan de emergencia para la comarca.

La Plataforma avanza que apoyará “todas las acciones de protesta e iniciativas de los grupos ecologistas de la comarca contra la contaminación industrial, por la salud pública y planes de emergencia” para los ciudadanos de la comarca “en caso de accidentes en las industrias como el incendio de ayer”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios