Coronavirus La residencia de mayores de San Roque supera su brote de Covid-19

  • El centro, que solo cuenta con dos positivos, dejó de estar medicalizado el pasado viernes

  • La concesionaria de la guardería de Guadiaro entra en concurso de acreedores y el Ayuntamiento busca alternativas

Juan Carlos Ruiz-Boix, en una visita al centro de mayores. Juan Carlos Ruiz-Boix, en una visita al centro de mayores.

Juan Carlos Ruiz-Boix, en una visita al centro de mayores.

La residencia de mayores de San Roque ha superado su brote de Covid-19 y ya no está medicalizada, al contar solo con dos positivos, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad tras la reunión telemática mantenida este martes. El alcalde, Juan Carlos Ruiz-Boix, ha informado que “desde el pasado viernes ya no es un centro medicalizado gracias a la mejora en el número de afectados”.

El alcalde ha agradecido “el trabajo realizado por el personal sanitario, en especial el desarrollado en el interior de la residencia de mayores, que provocó, al igual que en el Servicio de Ayuda a Domicilio, un alto nivel de contagios”.

El primer edil también ha comunicado que la pasada semana se procedió "a la vacunación de todo el servicio de ayuda a domicilio, enfocándose ahora los trabajos en vacunar a otros dos sectores dependientes, los calificados como grandes dependientes, y a los mayores de 80 años, a los que desde el Servicio Andaluz de Salud se está citando para su vacunación”.

El descenso en el nivel de alerta “ha permitido volver a recuperar al comercio no esencial y la hostelería hasta las 6 de la tarde, que van a ayudar a mejorar la economía de estos sectores, en especial a autónomos y pequeños y medianos empresarios”, ha continuado el edil.

Guardería de Guadiaro

El alcalde ha puesto sobre la mesa que “se ha recibido una comunicación verbal en relación con la empresa que gestiona la guardería de Guadiaro, Asistel, que viene sumando problemas desde hace tiempo y que nos dicen está actualmente en concurso de acreedores”.

Ello supone que “no va a ser posible su continuidad en el municipio, y por ello estamos trabajando, de forma compleja, para que no haya afección entre los vecinos de la zona que tienen escolarizados a los niños en esa Escuela Infantil, para que el 1 de marzo, cuando ya no esté Asistel, tengamos una respuesta urgente, pese a las dificultades legales y jurídicas existentes en este tipo de contratos”, ha señalado el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios