San Roque

El Ayuntamiento de San Roque rechaza la implantación de una planta fotovoltaica junto al Pinar del Rey

  • Ruiz Boix señala que su ubicación coincide con el trazado de la variante de la A-7 y que generaría poco empleo

La entrada al Pinar del Rey La entrada al Pinar del Rey

La entrada al Pinar del Rey / E. S.

El Ayuntamiento de San Roque ha mostrado su rechazo la implantación de una planta fotovoltaica de unos 500 hectáreas junto al Pinar del Rey, proyecto que ha sido presentado a la Junta de Andalucía. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha asegurado que el proyecto choca con las previsiones municipales. Verdemar-Ecologistas en Acción también se ha expresado en contra de su ubicación en la localidad.

El regidor ha señalado que aún ninguna empresa se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para aportar información sobre un terreno de unas 500 hectáreas donde instalar una planta fotovoltaica, y que tan sólo se ha recibido un expediente de la Junta de Andalucía, que ha abierto un expediente a petición de la empresa Doha Jaén, que quiere poner en marcha en San Roque una planta fotovoltaica de 487,21 hectáreas de superficie.

El Ayuntamiento señala que su ubicación estaría en la trasera de Miraflores, en el margen de Taraguilla, junto a la zona de actuaciones logísticas y justo al lado del Pinar del Rey, del que recordó el alcalde que además de ser una zona ecológica de alto valor, "en los últimos años se ha incorporado al Parque Natural de Los Alcornocales y cuenta con mayor nivel de protección medioambiental".

Aunque los técnicos municipales están estudiando la propuesta de esta planta fotovoltaica, Ruiz Boix muestra su postura ante el proyecto: "Podemos decir que no cabe esa actividad según nuestro Plan General de Ordenación Urbana, ya que se trata de un suelo no urbanizable que no prevé esos usos y además, en el Plan de Ordenación del Territorio del Campo de Gibraltar, aprobado en el año 2012, tampoco se prevé esta actividad en ese suelo".

El alcalde advierte de que el proyecto chocaría con la variante de la A-7, que está proyectada que discurra desde el cruce del Casino, para atravesar las proximidades de la zona trasera de Miraflores hacia Los Barrios y desembocar en el Cortijo Real, en Algeciras. "Esa variante de algo más de 17 kilómetros, para la que estamos esperando la inversión, es una solución para el problema de movilidad que tiene hoy en día la comarca del Campo de Gibraltar con el colapso con la saturación que tiene la actual A-7", recuerda Ruiz Boix.

Además de no contactar con el Ayuntamiento, el regidor señala que la empresa “no cuenta con un documento de compatibilidad urbanística. En esas consultas previas que ha iniciado la Junta de Andalucía, entendemos que llevan a adelantar que no se pueda realizar ese proyecto”.

El alcalde ve otra desventaja de esta planta. "Generaría escaso o nulo volumen de empleo porque estamos hablando una planta fotovoltaica, de la que ya tenemos una en nuestro municipio de 10 hectáreas en Guadarranque y sabemos cómo funciona, con únicamente algo de mantenimiento. Creo que sería un total desperdicio para generaciones futuras tener esas 500 hectáreas ocupadas con una planta fotovoltaica que no da empleos".

"El municipio ya tiene una importante servidumbre eléctrica y una importante servidumbre de generación de electricidad, que aporta prácticamente un volumen de más de 2.500 megavatios en las instalaciones eléctricas de generación de electricidad que existen hoy en día en el municipio de San Roque. Contamos con una central de ciclo combinado de Endesa Naturgy en Guadarranque, que tiene una potencia generadora de 800 Mw; con una segunda central de ciclo combinado ubicada en las proximidades de la antigua Colonia que también puede producir hasta 800 megavatios, gestionada por Cepsa; una tercera en la antigua central térmica de Puente Mayorga, propiedad de Repsol, y que tiene 720 megavatios de generación de electricidad; a las que tenemos que sumar las distintas plantas de cogeneración de electricidad que tiene la propia Refinería para el consumo interno, que también suman electricidad en exceso", repasa el alcalde.

Ruiz Boix advierte a “aquellos que piensen que hay que localizar y ubicar nuevas plantas fotovoltaicas, que estudien sus propios municipios” y recuerda que a todas esas plantas hay que sumar “la principal subestación eléctrica que traslada toda la energía a la red eléctrica nacional, ubicada en el Pinar del Rey, con distintas autovías de electricidad que parten desde Guadarranque, desde Puente Mayorga y de la antigua Colonia, que atraviesan por distintas zonas no urbanas de nuestro municipio y que están generando problemas en el crecimiento que tiene San Roque, como por ejemplo en el Albarracín”.

El primer edil aventura que los terrenos en los que se pretende construir una planta fotovoltaica podrían destinarse  en el futuro “no sé si a Parque Tecnológico o a un parque empresarial distinto dentro de unos años, que puedan generar empleos”. El regidor también desvela que este no es el único proyecto de planta fotovoltaica existente, sino que habría que sumar otros dos proyectos que también quieren ubicarse en distintos puntos de las proximidades del Pinar del Rey. “El primero es de una empresa que se denomina Green Power, qué prevé una instalación fotovoltaica de más de 80 hectáreas que también cuenta con informe negativo de los técnicos municipales. La segunda preveía otra planta fotovoltaica en un espacio de unas 93 hectáreas y no cuentan con el apoyo del gobierno municipal”.

Ruiz Boix recuerda que en 2011, en el inicio de su mandato como alcalde, mostró su apoyo al proyecto del fondo de barril de Cepsa "como el último proyecto industrial, que venía a cerrar la alta capacidad industrial que cuenta ya el municipio de San Roque". "Hay otros 8.000 municipios más en todo el país, casi 800 en el conjunto de Andalucía, que pueden albergarlo, porque aquí ya hemos llegado al tope”, advierte el alcalde.

"Para poder incluir el proyecto del fondo de barril ha sido necesario modificar la autorización ambiental unificada del complejo industrial existente, porque con las nuevas tecnologías que implementarán se contamina menos, pero sumarán contaminación, y ya hemos llegado a un tope. Esta cuestión hace que se invalide cualquier otro proyecto de carácter industrial que no venga a renovar lo que existe, porque a sumar nuevas instalaciones industriales, entendemos que están todas las servidumbres más que suficiente para que no haya necesidad de albergar ninguna otra nueva instalación industrial una vez que se cierre ese proyecto del fondo de barril", sentencia el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios