San Roque La empresa de la Finca Los Canos sostiene que no incumplió medidas anti-Covid

Una de las dependencias de la Finca Los Canos

Una de las dependencias de la Finca Los Canos

Joaquín García, administrador de la empresa (Chocolatt La Línea SL) que posee los derechos de explotación del salón de celebraciones de la Finca Los Canos de Pueblo Nuevo de Guadiaro (San Roque), sostiene que su compañía no vulneró las normas anti-Covid de la administración en la fiesta que fue interrumpida en la noche del pasado sábado, como afirma el Ayuntamiento sanroqueño. El empresario asegura que la Junta le había comunicado que podía prolongar la actividad “hasta media hora antes del toque de queda” y que no se estaba desarrollando una fiesta “sino tres diferentes, burbujas, sin contacto entre ellas” y que en las mismas se respetaba el aforo permitido, que, siempre según sus declaraciones, es de 75 personas en cada una.

El Ayuntamiento de San Roque informó este domingo que agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil desalojaron este sábado una fiesta en el Cortijo Los Canos, en Pueblo Nuevo de Guadiaro y, atendiendo a la versión del Consistorio, que se encontraban en la misma  “200 personas, triplicando el aforo del local de 70 personas e incumpliendo las medidas contra el Covid-19”.  El comunicado habla también de la presencia de personas procedentes de otras provincias, que no respetaron el cierre perimetral de las mismas.

García explica que ha mantenido el local cerrado desde diciembre hasta esta misma semana y que reabrió este sábado después de ser contratado para “tres fiestas” y sostiene: “Como salón de celebraciones podemos hacer reuniones de 75 personas en cada uno de los espacios de que disponemos, según dispone el BOJA”.

“El sábado utilizamos tres espacios bien diferenciados para hacer tres celebraciones diferentes, con sus entradas y sus baños independientes, sin que existiese inter-relación entre las mismas, porque eran grupos burbuja”, subraya.

García asegura que la pasada semana llevó a cabo una consulta telefónica a la Junta para que le aclarasen las condiciones de los locales que están en su epígrafe (Salones de celebraciones) y que su informante le garantizó que no tenía que atender al cierre a las 18:00 de bares y restaurantes, sino que podía permanecer abierto hasta “media hora antes del toque de queda” (es decir, a las 21:30) y que de hecho los negocios de su naturaleza incluso podrían haber permanecido abiertos durante las semanas en las que San Roque ha estado en el Nivel 4-II.

El administrador explica que expuso su opinión a la Guardia Civil a las 18:00 y que cuando efectivos de la Benemérita regresaron dos horas después en compañía de la Policía Local y le explicaron que estaba errado decidió finalizar la actividad (algo que, efectivamente, recogen las actas que se produjo de buena fe).

“La única infracción que nos imputan por las medidas Covid es que hemos incumplido el horario de cierre” (algo que también queda reflejado de esa forma en el acta) “porque cuando se refieren al aforo hablan de que hay 40 personas en una celebración en un local de unos mil metros cuadrados y otras dos en un espacio de 3.000 metros que juntas suman 139 personas, luego ni había doscientas como dice el Ayuntamiento (179) ni era una sola fiesta, eran tres debidamente separadas”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios