Elecciones generales y municipales

Ruiz Boix optará a ser candidato al Congreso y a la Alcaldía de San Roque

  • La Ley Electoral no fija incompatibilidad entre ambos puestos y el PSOE acepta excepciones a su régimen interno

Ruiz Boix, alcalde de San Roque. Ruiz Boix, alcalde de San Roque.

Ruiz Boix, alcalde de San Roque. / Erasmo Fenoy (San Roque)

Comentarios 2

Juan Carlos Ruiz Boix está decidido a jugar con dos barajas electorales de forma casi simultánea: como candidato del PSOE al Congreso el 28 de abril y como aspirante a la reelección al frente de la Alcaldía de San Roque el 26 de mayo.

Sus intenciones tienen el respaldo de la Ejecutiva provincial, de la que es su vicesecretario general, si bien deberá contar también con el beneplácito de los órganos federales. De partida, la dirección que encabeza Pedro Sánchez apuesta por situar como número uno a la Cámara Baja por Cádiz al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, una opción que la Ejecutiva provincial no ve en absoluto con desagrado.

Los socialistas gaditanos asumen que la condición de cunero de Grande-Marlaska se compensa de largo con el tirón electoral del que goza el titular de Interior, especialmente en el Campo de Gibraltar, donde ha sido el artífice de los refuerzos policiales para luchar contra las mafias del narcotráfico y el contrabando de tabaco: desde su llegada al ministerio el verano pasado han sido detenidas 2.000 personas por su presunta relación con bandas criminales y se han incautado 72 toneladas de hachís.

En la noche del pasado lunes, el ministro hizo una declaración de intenciones con su participación por sorpresa en la asamblea de militantes de Chiclana, uno de los pocos feudos del sanchismo en Cádiz, para dar muestras de su implicación en la vida del PSOE.

De consumarse como parece el desembarco de Grande-Marlaska, Ruiz Boix pasaría a ocupar el tercer puesto de la lista del PSOE (el segundo, por ser una candidatura cremallera hombre-mujer sería para Míriam Alconchel) lo que, a priori y tenor de las cuentas que hacen los socialistas, le permitiría lograr el escaño en el Congreso.

Llegado ese momento, el siguiente paso del alcalde de San Roque será aspirar a un tercer mandato al frente del Consistorio en los comicios municipales de mayo. La Ley Electoral española no establece incompatibilidad alguna para el ejercicio simultáneo de una alcaldía con ser diputado en el Congreso o senador –curiosamente, sí lo hace la legislación andaluza, que impide a los alcaldes ser parlamentarios autonómicos– y si bien tropieza con las normas internas del partido, existen excepciones que lo permiten, tal cual ha venido ocurriendo en la legislatura que ahora concluye en varios casos.

Ruiz Boix, que ha optado por mantener silencio hasta que la lista de las generales no sea aprobada por la dirección federal, cuenta en sus propósitos con el apoyo de su agrupación sanroqueña, donde le respaldaron 170 militantes en la asamblea del pasado lunes.

El PP de San Roque acusó ayer al alcalde de postularse al Congreso a fin de lograr un aforamiento ante una denuncia que, dicen los populares, llevará a Ruiz Boix a declarar el próximo día 29 en un juzgado sanroqueño por una denuncia que los concejales del PP interpusieron ante la Fiscalía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios