MODELOS DE FAMILIA

La nueva madre soltera

Comentarios 4

Mariví Romero tiene algo en común con Sharon Stone, también con Jodie Foster y Diane Keaton. Quizás no sea tan famosa con ellas, pues su universo se reduce a Málaga, ciudad por la que lleva trabajando diez años, ahora desde el cargo de teniente de alcalde. Pero comparte con las actrices la satisfacción de haber afrontado la maternidad sin necesidad de tener una pareja. Tiene 36 años, se dedica a la política desde los 18 y su pasión, según define, es trabajar por transformar su realidad más inmediata. Por ello, no esta ajena a los cambios sociales, es más, participa de una revolución que despega tímidamente y ya ha conseguido multiplicar los modelos de familia en España. Es madre soltera, una situación que en ella no fue sobrevenida, sino elegida, sin necesidad de tener pareja. “Me decidí cuando cumplí los 31 años, llevaba ya 13 en política y quería formar mi propia familia; he dedicado y dedico gran parte de mi vida a intentar mejorar la de otras personas y me parecía justo que yo pudiera ser un poco más feliz también”, comenta la edil, responsable de Asuntos Sociales en Málaga. Para ella Víctor, de dos años, es lo mejor que le ha pasado.

Como Mariví Romero cientos de mujeres en España se convierten cada año en madres solteras. La mayoría de ellas tiene algunos años más, pues rozan o superan los 40 años, son trabajadoras de un nivel medio-alto, muchas ejecutivas en importantes empresas, residentes en grandes ciudades y que han postergado la maternidad por motivos profesionales. Poco se ha investigado sobre ellas. Uno de los primeros estudios ha sido realizado recientemente, a petición del Ministerio de Igualdad, por un equipo de psicólogas de la Universidad de Sevilla lideradas por Mar González, y concluye que éste es un fenómeno emergente, pues una de cada cuatro mujeres que dan a luz se engloban en esta categoría.

Poco tienen que ver estas madres solteras con la imagen que se ha mantenido en la sociedad durante décadas. Hasta 1978 no se reforma la ley para otorgar los mismos derechos a los hijos de estas mujeres que, hasta hace tres años, se veían obligadas a inscribir padres ficticios y famosos expósitos en el Registro Civil. Es más, en la última década el número de madres solteras se ha multiplicado por diez y hoy la tasa de nacimiento de madres solteras adultas ronda el 20% en España, próxima a la media europea que eleva hasta el 49% Suecia.

Los datos procesados por las investigadoras andaluzas revelan que uno de cada diez niños adoptados en España en los últimos años vive en el seno de una familia monoparental, formada principalmente por una madre soltera, universitaria, de entre 35 y 45 años y con altos ingresos que ha recurrido a países como China o Rusia. Y que las adopciones internacionales por parte de mujeres sin pareja suponen en torno al 9,4% de todas las producidas en las comunidades autónomas estudiadas. En concreto, en Andalucía la tasa asciende al 13%, la más alta del país. Y, en general, estas mujeres prefieren niñas menores de 5 años.

No obstante, la adopción sólo es uno de los métodos por los cuales las mujeres deciden ser madres solteras, habida cuenta de que uno de cada cuatro hijos nacen fuera del matrimonio. Aunque hay algunas encuestas que elevan al 30% la tasa, el estudio concreta que sólo el 3% de las embarazadas a través de técnicas de reproducción asistida son mujeres de entre 35 y 45 años que acuden sin pareja. Prácticamente todas poseen estudios universitarios y sólo el 11% está divorciada.

 En este último grupo se incluye María Dolores de Cospedal, la nueva secretaria general del PP, que está convencida de que su esfera privada no hubiera sido nunca noticia de haber sido hombre. Pese a las críticas de grupos minoritarios de su partido, recurrió a la inseminación artificial tras su divorcio, hoy es otra madre soltera de un niño de dos años y sabe que su reto personal no es fácil. “La familia monoparental todavía no se incluye como un modelo más, espero que esto vaya cambiando porque yo estoy criando y educando a mi hijo y veo que es feliz y no tiene carencias afectivas”, comenta Mariví Romero.

Feliz también es Alba, la hija de Rosa Maestro. Esta madrileña fundó una web (www.masola.org) para apoyar a mujeres que deciden optar por ser madres solteras por elección propia. En 2002 , tras varias relaciones fracasadas, decidió hacer caso a los sabios consejos de su abuela que la le decía: “Hija, tú vete a un sitio de ésos y tráetelo puesto”. El orden de los factores no altera el producto y ella no quiso engañar a ningún hombre para ser madre. Encontró un donante y se inseminó. Quedó embarazada al primer intento “probablemente porque acudí tranquila, segura y convencida de lo que hacía”, comenta.

La madurez y meditación con la que estas mujeres afrontan la maternidad es una ventaja en su lucha diaria. “Absolutamente todo está pensado para la familia tradicional”, confirma Mariví Romero segura de que su decisión mereció la pena. Según Mar González, la mayoría de estas madres reacciona ante las miradas excluyentes de la sociedad desde una actitud de empoderamiento, gestionando su entorno social y seleccionando a quienes les apoyan. Asimismo, son activas reclamando medidas sociales para facilitar sus vidas y las de sus familias. Sus necesidades justifican la creación de asociaciones del tipo de Acana (www.asociacion-acana.org), un colectivo que lleva más de 15 años luchando en Andalucía por un futuro digno para las familias monoparentales y las mujeres que afrontan en solitario la maternidad. En Sevilla cuentan con un centro de día infantil, para aquellas madres que no disponen de recursos para dejar a sus hijos durante el horario laboral, un banco de alimentos y ropa y talleres lúdicos y asistenciales. Unas 190 mujeres son socias de Acana y luchan desde el anonimato.

Todo lo contrario que Ricky Martin. El cantante puertorriqueño se convirtió este verano en padre soltero de dos gemelos tras recurrir a un vientre de alquiler. De momento, su ejemplo es una buena campaña para normalizar una situación familiar que en España todavía es más minoritaria que la de las madres solteras, pero que también emerge.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios