El 28 de febrero recordamos la victoria del pueblo andaluz que rompió el intento político de “solo tres nacionalidades históricas en España”. ¿Existe alguna nacionalidad histórica con más raíces que Andalucía o Aragón?

¿Cómo definir Andalucía? Inquieta, alegre, libre, grande, festiva, diversa, luchadora, con grandes raíces y mejores ramas creciendo hacia el cielo, con gran pasado y mejor futuro, madura, con gran sabiduría y a la vez joven y llena de vida; con riqueza en muchas facetas, sobre todo culturales porque siempre se ha dejado contaminar y a la vez ha contaminado a otros pueblos. Son muchas las expresiones que llegan a mi mente para definir a Andalucía, me quedo con Cultura.

Andalucía es Cultura reivindicativa que despierta conciencias, Cultura hacedora, Cultura superadora de obstáculos. Del pueblo nace el flamenco, la copla, el carnaval, la saeta, las ferias, el teatro, la Semana Santa, las Romerías, los coros de Navidad… Sin embargo, otras expresiones culturales son por interés monetario y se convierten en un espectáculo comercial donde el pueblo se transforma en espectador. Esto no es malo mientras el mercadeo cultural no se coma la simiente propia de la localidad.

En La Línea de la Concepción se han dado y se dan muchas expresiones culturales: Los Amigos de la Copla, La Coral Polifónica, La Joven Orquesta Ciudad de La Línea, la Sociedad Musical Linense, el Cinematógrafo Municipal, la revista Tuboescape, las peñas carnavalescas, grupos de teatro de aficionados, los coros navideños, etc. En la actualidad contemplo un declive de estas expresiones populares, con el paso de los años desapareció del barrio de La Atunara la cucaña, los pucheros, la regata de traíñas…

Las administraciones, en especial la municipal, deben apoyar esta simiente cultural propia de la localidad. Recuerdo con cariño la corporación presidida por Salvador Pagán, siendo el concejal de Educación y Cultura Fernando Aragón. En esa época, con pocos recursos económicos, pero con mucho trabajo personal, se potenció la cultura popular. Todas las barriadas tienen salones de teatro, bibliotecas, canchas deportivas, que son los centros escolares sostenidos con fondos públicos, y ellos los abrieron tras el horario escolar. Se realizaron convenios de utilización de las instalaciones con entidades sociales, juveniles, deportivas y culturales para darle vida a esas instalaciones. De las distintas iniciativas la que recuerdo con más cariño fue el Festival de Teatro Escolar.

La riqueza cultural es un aporte económico, como ejemplo un Lunes Santo de una población cercana, que con el apoyo municipal se ha convertido en catalizador de toda la comarca.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios