Veraneo a pesar de los pesares

Tras la pandemia, la inflación, los incendios y la Gran Ola de Calor dan paso al protagonismo de la inquietante sequíaA las puertas de agosto, olvidamos por paz de espíritu un otoño que se nos vende tremebundo.