¿Seremos otros después de esto?

A la vista de comportamientos recientes, no cabe esperar que la pandemia haya cambiado nuestras formas de relacionarnosNo parece probable que haya mayor nivel de obediencia por el estado de alarma.