Cultura

¿Habrá toros el siglo que viene?

  • La crisis, los toreros, las 'pelas' y otras menudencias

¡Vaya tela!... Hay que ver como ha terminado la Fiesta Nacional el 2013. El patio de 'cuadrillas' anda revuelto. Los G5, señoritos toreros de postín con sus cortijos ya recién pagados, antes eran los G10; ahora, no se sabe por qué, la mitad. A los G5 solo les ha faltado la foto con la pancarta de rigor de CCOO o de UGT para estar a tono con los tiempos reivindicativos. Y lo han hecho ante la sacrosanta puerta principesca de la capilla Sixtina del toreo, La Maestranza. Y, todo este lío ha sido porque los que les dan trabajo le han dicho a uno muy caro, metafóricamente, eso del Senegal y que, no encuentran a los otros 5 para charlar. ¡Hombre, también podrían haberle dicho, que se vaya a Cancún!, que está mejor visto para los ricos. Les han querido advertir que, ¡chicos que no están los tiempos para jugar con 'la pela'! y además llevarse la taquilla. Que a los señoritos maestrantes, supuestamente, hay que darles el 23 por ciento. ¡Que hay muchos gastos! Además, se lo han dicho con la mijita de guasa tan sevillana. ¡Oigan!, ¡Acaso eso de apretarnos el cinturón no es lo que venimos haciendo todo 'quisque'! Así que, ellos también, ¿No? Aunque creo que vayan a notarlo menos pero; ¡Coño! (perdón) que se lo aprieten. Estas polémicas de unos contra otros en la Fiesta no es cosa nueva. Las crisis en el toreo, como en la vida, han ido sucediéndose y después no pasa nada o casi nada. En los periodos de transición del toreo siempre parecía que la Fiesta, se acababa. Así ocurrió no ya con los dichosos Papas que se metían en todo y excomulgaban a los 'curritos' que iban a los toros y a los pobres toreros que la 'espichaban' en las plazas no podían ser enterrados en los cementerios. En 1893, hace dos días como quien dice, cuando se retiró 'Lagartijo', la revista taurina más influyente, La Lidia, publicaba un suelto en el que anunciaba su cierre, porque con la retirada de Rafael y Frascuelo, opinaba, se había acabado el toreo. Y que me dicen del escándalo de 'Bombita' y 'Machaquito' origen de los famosos contratos en blanco con don Pedro Niembro empresario de la antigua plaza de Madrid, comenzando los abusos en el toreo con el veto a los Miuras de los espadas citados pidiendo más duros por matar esa divisa, pleito que perderían ante la firmeza del empresario y del ganadero no accediendo a modificar sus toros sino mandando aun si cabe, corridas más duras para estos toreros, precisamente en una de ellas, un Miura, le rompió el talón de Aquiles a 'Bombita'. Esto de los 'duros', ahora euros, no es cosa nueva. El propio Guerrita, el torero más poderoso de su época, tuvo sus cositas de guasa con el tema crematístico. Fue contratado por don Indalecio Mosquera que sucedió a Niembro, para el abono de Madrid. Eran corridas serias y grandes, Rafael, aceptó; pero como buen cordobés, con la condición de ganar más. A don Indalecio aquello no le gustó, le pareció excesivo lo que pedía el diestro y le contestó: "Sí, Rafael… ¡Y, un jamón! Pues bien, al año siguiente el mismo empresario quiso contar con él para el abono madrileño; estando de acuerdo el torero cordobés con los dineros; pero al ir a firmar El Guerra le dijo muy serio "don Indalecio, de acuerdo, pero ponga usted además en mi estipendio por corrida, ¡Un jamón! Y así quedó, en cada contrato a partir de entonces llevaba un rico pernil. Cuando él genial y todopoderoso torero Guerrita se retiro también decían que se había acabado el toreo. Pero ¿qué pasó?, que aparecieron en la escena nada menos que Joselito y Belmonte. Y ocurrió lo mismo, ¡Otra crisis!… ¡Que a Joselito lo ha matado un toro! ¡Cómo puede ser! gritaban por las calles de la España cañí! ¡Si era el torero más sabio! ... ¡¡Otra vez se acabó el toreo!! España se enlutó hasta las cejas… ¡Si hasta a la Esperanza Macarena la vistieron de negro! Y su amigo del alma fuera y dentro de los ruedos Juan Belmonte solito lloraba por las esquinas de la Plaza Nueva de Sevilla. ¿Que el toreo, se acabó con Joselito?... ¡Que no!... ¡Tampoco! ¿Recuerdan, casi antes de ayer, en los sesenta del seiscientos, al Benítez, y su almohada? Con todos los empresarios en Villa Lobillos lloriqueándole porque sin él melenas se acababa el 'toreo' y la alegría para las masas de turistas con pantalones cortos y calcetines blancos y ellas con sus biquinis que entonces nos alegraban a todos las 'pajariyas'.

Lo penúltimo, de hace dos días lo que se le ha ocurrido a Paquirri Jr. en Sevilla en la Universidad Loyola Andaluza, agárrense: "Estamos en el peor momento para ser torero, sobran toros, festejos y por supuesto toreros. Va a haber una criba muy fuerte hacia la calidad". Y, claro, como él también sobraba, se fue. Que dirán ahora los del G5 de su ex compañero. No se apuren. Ya estamos en Navidad. Viene el 2014 que según Montoro, que es un señor calvo que no se equivoca nunca, será 'más-mejor'. Pero es que en el Siglo XIX se hicieron esta misma pregunta ¿Habrá toros en el siglo XX? Respuesta: En 1836 se empezó pagando a los toreros en reales de vellón, se viajaba en diligencias, después en tren, después en súper aviones, llegaron las retrasmisiones vía satélite, después se pagó en dólares USA. La Fiesta ha sido capaz de resistir las embestidas de la iglesia católica, a la pérdida del imperio español, a las luchas intestinas, a una guerra civil, a los mundiales de futbol, a los partidos de ídem todos los días de la semana, a 'Sálvame', y al miedo de los del PP para retrasmitir corridas serias en la TVE. Pero esto sigue, si no, miren como ya en Las Palomas el 25 de febrero del 2014 a las cinco de la tarde, tenemos "El mini Festival Taurino de ¡¡Navidad con Amor!!... Así que, ven, no pasa nada. Y, como decían en la peli Casablanca… ¡¡Aquí siempre nos quedará Miguelete!!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios