Cultura

El narcotráfico en el Estrecho y el ciberdelito, en nueva novela de Silva

  • 'Lejos del corazón' supone la undécima entrega de la serie inspirada en el trabajo de la Guardia Civil

Lorenzo Silva, ayer. Lorenzo Silva, ayer.

Lorenzo Silva, ayer. / EFE / j. j. guillén

Lorenzo Silva ha pisado muchas veces la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil para inspirarse. Ayer volvió para presentar su nueva novela, Lejos del corazón, donde una nueva realidad delictiva, la ciberdelincuencia, se codea con otra ya vieja: el narcotráfico en el Estrecho.

Silva (Madrid, 1966) celebró los 20 años de su primera novela de la serie protagonizada por el subteniente Bevilacqua y la sargento Chamorro en la UCO, en la unidad en la que trabajan estos dos agentes, ahora ya en un momento de madurez, de conformidad con lo que tienen y hacen, porque han asumido las pérdidas y las cosas que han hecho a medias.

Lejos del corazón, editada por Destino (Planeta), se enfrenta a los lectores con el bagaje de sus diez antecesoras de la serie, las que han conquistado a dos millones de lectores y han sido traducidas a una decena de idiomas para convertirse en un "clásico" de la literatura policial europea, como subrayaron sus editores en la presentación.

Flanqueado por los máximos responsables de los departamentos de la UCO de delitos telemáticos y de delincuencia especializada y drogas, Lorenzo Silva explicó que su nueva novela recupera el humor que había desaparecido en otras, en sintonía con el buen momento de Bevilacqua y Chamorro, ya no tan melancólicos y conscientes de al fin y al cabo no les va mal en la vida.

Silva reconoció que cuando ya se han escrito seis o siete libros de una serie -él ya lleva once-, se corre el riesgo de "aburrir" y, por eso, él tiene un protocolo de construcción de las novelas para que a sus lectores no les parezca que ya han leído esas páginas. Nuevos delitos e investigaciones diferentes para que sus obras también sean diferentes. Fue en 2004 cuando Silva hizo un reportaje sobre las pateras en el Estrecho, embarcó en una patrullera de la Guardia Civil y descubrió un "ecosistema" que, sin duda, tenía que retratar. Se lo guardó "en reserva". Y ha sido ahora cuando ha rescatado esa idea para mezclar dos realidades delictivas, aderezadas con una más: el secuestro, un delito grave que no se prodiga en España pero que existe.

Así, ha trenzado una historia en al que un joven informático que se sitúa al borde de la ley es secuestrado en plena calle. Sus captores piden por él un alto rescate que sus allegados pagan. Pero el joven sigue desaparecido. Bevilacqua y Chamorro viajan al Estrecho para intentar esclarecer lo ocurrido. Es aquí donde Silva hace un retrato del "ecosistema" de la zona, que ha podido plasmar después de hablar con todo el mundo, incluidos los abogados de los narcos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios