Cultura

Óscar Carrasco, galardonado en el certamen Generaciones de Caja Madrid

  • El algecireño logra una mención de honor del prestigioso premio, referente de la difusión del arte de jóvenes creadores a nivel nacional e internacional · Una muestra hará ver su obra ganadora por España

El fotógrafo algecireño Óscar Carrasco ha sido distinguido con uno de los galardones de la convocatoria de Caja Madrid Generación 2009. Carrasco ha conseguido una de las menciones de honor del que es uno de los premios más importantes del panorama artístico de creadores jóvenes, un referente de difusión del arte novel a nivel nacional e internacional. El algecireño ha logrado el reconocimiento gracias a una fotografía de su serie Hotel Kosmos.

Sólo veinte artistas han sido premiados por Caja Madrid, que ha convertido Generación -que ha cumplido diez años- en una plataforma de descubrimiento de jóvenes valores y nuevas tendencias. Las obras galardonadas se expondrán hasta el 15 de marzo en La Casa Encendida de Madrid y luego la muestra también visitará Barcelona, Valencia y Sevilla. La fotografía de Carrasco ha sido la elegida para ser la portada del catálogo de la exposición. Se trata de un impulso de estos autores ante el público, la crítica especializada y profesionales del sector turístico.

El jurado del premio ha estado compuesto por Manuel Borja-Villel, director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS); Nuria Enguita, directora de proyectos de la Fundación Antoni Tàpies; Aurora García, comisaria; y José Lebrero, director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.

Carrasco ha logrado la mención de honor -que está dotada con 6.000 euros- con una imagen subyugante del hotel Kosmos, de Bélgica, que ya se encuentra abandonado.

"El Hotel Kosmos sigue en pie y alguna vez se halló pleno de sentido antes de caer en la bancarrota. Sumido en el breve tránsito del abandono a la ruina, pronto recibirá las primeras batidas de vándalos y buscadores de cobre. Fueron 72 años de memoria, es una ruina de sólo 3 años de olvido", habla el algecireño sobre su obra en el catálogo de la exposición.

"Pueden contemplar la pista de baile, el lugar exacto donde danzaron miles de mortales. Su arquitectura, frívola y acogedora, presagia entre tinieblas un verde sublime, el mismo que buscará siempre la única gota que quede, devolviendo a la tierra lo que será suyo, implacablemente, hasta sepultar al último de la especie", añade.

Para Carrasco, "sobrevivimos a tanta ruina que, antes de que el recuerdo sedimente y sea posible la reminiscencia, hay un nuevo edificio erigido de una ruina tan breve". "Se requiere una nueva nostalgia para vivir una ciudad desmesuradamente más nueva todavía", cuenta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios