La Estantería| Literatura infantil y juvenil

'Nana de luna llena'. Para aprender a querer y cuidar aunque no sea de tu especie

El libro 'Nana de luna llena'.

El libro 'Nana de luna llena'. / E. S.

Aunque son muchos los que critican la educación, tanto dentro como fuera del sistema, sin embargo, yo soy optimista. Se habla mucho del acoso escolar, no niego que exista, pero en la actualidad noto mucho mayor grado de empatía de mi alumnado que cuando era yo el que me sentaba en esos incómodos pupitres. Las relaciones personales se estimulan, son muchos los centros educativos que llevan a cabo programas de inteligencia emocional. La educación emocional es tan importante como la educación lingüística o científica. Y la lectura es parte de este desarrollo positivo.

Hoy mostramos libros que nos presentan a personajes que cuidan y ayudan a otros seres, aunque no sean de su grupo, de su sociedad e incluso de su raza o especie.

Un amigo como tú, Ardilla y sus amigos de Andrea Schomburg y Barbara Röttgen e ilustrado por Sean Julián. Editorial Beascoa. Ardilla y Pájaro son muy diferentes: a uno le gusta saltar, trepar y se alimenta de frutos secos; el otro prefiere volar, cantar, y... ¡come gusanos! Pero a los dos les encanta probar cosas nuevas.

Juanita, La niña que contaba estrellas de Lola Walder e Ilustrado por Martina Peluso. Medalla de Oro en los International Latino Book. Editorial Cuentos de Luz. Juanita vive en Santa Catarina Palopó, pueblito encantador junto a un lago y rodeado por tres enormes volcanes.

Abrazo de oso de Susanna Isern e ilustrado por Betania Zacarias. Editorial NubeOcho. Es un bello álbum ilustrado que nos presenta la amistad entre una niña esquimal y un oso polar.

La niña y el monstruo de Neil Irani, ilustrado por Park Yun. Editorial Juventud. Ella ve monstruos donde no los hay, y se tiene que solucionar este error. Para trabajar la autoestima desde la infancia.

En esta pequeña selección no puede faltar El libro de la Selva de Rudyard Kipling del que tenemos múltiples traducciones e ilustraciones en nuestras librerías. La Editorial Alma con traducción de Rebeca Bouvier Ballester con Ilustraciones de Nuria Solsona.

Nos centramos esta semana en Nana de luna llena el último premio Ciudad de Málaga. Los vampiros y los licántropos son enemigos, pero en Nana de luna llena tenemos a Bruno, un niño lobo, y su intima amiga es una niña vampiro que tiene casi 500 años de no vida, comenzaron su amistad jugando a las cartas. Ellos son parte de una pandilla de “no muertos” a la que también pertenecen Fémur, Gripe y Angustias, a los que llaman los trillizos ya que fueron enterrados el mismo día y eso une mucho. Las noches son muy largas, ya que no van al colegio, por eso se inventan nuevos juegos, pero lo que más les gusta es asustar a los excursionistas que pasan la noche en el refugio de montaña. Todos ellos asustan muy bien, pero la campeona es Rosa la vampira. Ella no huele a putrefacción como Gripe, ni a perro mojado como Bruno, pero cuando araña las tejas del refugio, los excursionistas salen aterrados corriendo olvidando sacos, mochilas y abrigos.

El mayor deseo de Rosa, la pequeña vampira, es poder convertirse en murciélago y poder volar libremente por el cielo oscuro en una noche de luna nueva, o de luna llena, da igual. Y lo que no le gusta nada es el crepúsculo del alba.

La portada del libro 'Nana de luna llena'. La portada del libro 'Nana de luna llena'.

La portada del libro 'Nana de luna llena'. / E. S.

Una noche de luna llena, cuando jugaban a asustar, todo se lio cuando lo excursionistas aterrorizados corrieron y dejaron en el refugio mochilas, sacos de dormir, víveres y un bebé, por eso este libro se llama Nana de luna llena. Rosa, Bruno y sus amigos no pueden dejar al bebé abandonado por ello deciden llevarlo hasta el pueblo más cercano, pero esto no es tan fácil.

Si quieres conocer a las almas en pena, al fuego fatuo, al enjambre de las hadas diminutas del lago, a la patrulla de los hombres y mujeres lobos, a los espíritus perdidos, léete este libro.

Los pequeños lectores recomiendan: Andrea Jiménez Vargas, alumna de 3º de primaria: “Cada día me gusta más leer. Me divierte mucho y me enseña muchas cosas. En este libro los niños son un poco raros, ¿monstruos? Pero en verdad son como nosotros. En el libro también sale la bruja de la nariz larga, ojos hundidos y con un olor peor que una ristra de ajos y que le encantan los acertijos. También se encuentran con problemas, pero para eso tienes que leer el libro. Los dibujos también son muy chulos”

Nana de luna llena tiene 88 páginas con un gran número de ilustraciones. Encuadernado en tapa dura y tamaño 21x13,5. Dividido en diez capítulos. Recomendado a partir de los 6 años.

Actividades con su lectura: Antes de iniciar la lectura, vamos a realizar dibujos. Nos inspiramos en la luna. Paisajes con luna llena y el mismo paisaje como va cambiando con la luna decreciente hasta llegar a la luna nueva. La luna influye en todo, los animales son distintos y el paisaje se transforma.

Cuando ya estamos en plena lectura podemos componer poemas: Poemas a la luna; Nana para dormir a las abuelas, poemas dedicados a los mosquitos ruidosos y a los perros aulladores.

Finalizamos pasando de los dibujos a la creación narrativa, nos inventamos un cuento en el que tenemos que ayudar a un ser muy diferente a nosotros que se encuentra en problemas y lejos de sus seres queridos.

Autoría: Cristina Fernández Valls, Soria. Estudió Arquitectura y un módulo en Educación Infantil. Grado en Literatura y máster en Escritura Creativa. Algunos de sus poemas y relatos cortos han aparecido publicados en revistas y antologías literarias como Cuentamontes, Casa África, From Glasgow to Saturn, Flashfiction Review y The Independent London Short Story Prize. Con Jack Mullet de los Siete Mares ganó el prestigioso premio del Barco de Vapor de la editorial SM.

Lucía Barrios, Lugo. Inició su labor como diseñadora gráfica. Entre sus libros ilustrados señalamos: Noviembre (Tiempo de zonchos), Cuando crezca y Animálgama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios