Cultura

"En Lebrija ya no soy El Gamba: es lo que tiene subir de categoría"

  • Benito Zambrano, autor de 'Solas' y 'La voz dormida', recibe el Premio RTVA a toda su trayectoria

Benito Zambrano fue "muy feliz" cuando se fue de Canal Sur, y volvió a serlo ayer, cuando esa casa, en la que él trabajó como operador de cámara, le dio un premio en reconocimiento a su trayectoria. Fue muy feliz al irse, se vio obligado a aclarar (entre otros motivos porque estaba rodeado de antiguos compañeros), porque supuso el comienzo de su reconciliación consigo mismo. "Me reencontré con aquel chavalito que quería ser creativo, hacer cosas", explicó por la mañana, durante un encuentro con la prensa, el director nacido en Lebrija en 1965, autor de tres largometrajes (Solas, Habana Blues y la recientemente estrenada La voz dormida) y una exitosa serie de televisión (Padre Coraje). Una filmografía a la que habría que añadir algunos cortos y mediometrajes pero que, aun así, incluso al propio cineasta le parece breve todavía, motivo por el que bromeó: "Qué trayectoria más corta, ¿no?", dijo, antes de añadir: "Si sigo así, voy a pasar a la historia del cine como el director que ha hecho menos películas, detrás de Erice".

Zambrano se mostró muy satisfecho, porque en Andalucía, dijo, "siempre hemos maltratado un poco a los creadores", eso aparte de tener que lidiar con ciertos "complejos de inferioridad" y la siempre complicada tarea de ser "profeta en tu tierra". Él lo es, porque antes, en Lebrija, era conocido por su mote y ahora lo llaman por su nombre y apellidos. "Yo antes era El Gamba y ahora soy Benito Zambrano. En fin, es lo que tiene subir de categoría", señaló entre risas, tras lo cual confesó su extrañeza, pero en la misma medida su alegría, ante quienes identifican Lebrija como "el pueblo de Benito Zambrano".

Esa fama le ha llegado porque ha luchado mucho, declaró, y porque ha sido capaz de contar "historias que interesan a la gente". "Yo eso me lo tomo muy en serio. Que una persona pierda dos horas de su vida para ver mi película no es una tontería", observó el director, para quien "lo más importante del cine es la emoción". Algo parecido pensaron los responsables de Canal Sur y del festival, que ayer le entregaron durante un acto en el Teatro Lope de Vega el Premio RTVA. Su cine, señaló el ente público, "no deja indiferente a nadie, está comprometido con su tiempo y con su tierra, cuenta sus historias con realismo, pero en todas sus obras, por duras que sean, se abre una puerta a la esperanza y a la felicidad". Zambrano está de acuerdo con estas apreciaciones. "La manera de sentir la vida" en Andalucía, dijo, es lo que más le gusta de esta tierra de gente "dramática pero de espíritu abierto y con ganas de vivir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios