Cultura

Amando de Miguel critica el lenguaje igualitario en 'Hablando pronto y mal'

  • El experto subraya los errores que se cometen habitualmente en la forma de hablar

El sociólogo Amando de Miguel, que considera que distinguir entre ciudadanos y ciudadanas es "muy aburrido" y "se puede llegar a la estupidez", acaba de publicar el ensayo Hablando pronto y mal (Espasa), en el que defiende que el lenguaje de la esfera pública "se ha hecho coloquial en exceso".

"Fíjate que nunca se dice corruptos y corruptas, parados y paradas. No es coherente la norma, siempre se hace ese doblete con palabras que agradan", indica De Miguel (Pereruela de Sayago, Zamora, 1937).

Catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid, De Miguel pretende subrayar los errores, disparates e inadecuaciones que habitualmente se dan en el castellano, porque "escribir sobre lo bien que hablamos resulta muy aburrido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios