Provincia de Cádiz

Los supermercados defienden que su margen neto es “escasísimo”

  • La patronal andaluza de la distribución que son “los más interesados” en buscar soluciones

Sección de frutas y verduras de un supermercado Sección de frutas y verduras de un supermercado

Sección de frutas y verduras de un supermercado

Los supermercados se sienten señalados en el conflicto del campo y defienden que también son damnificados de la crisis del sector productor. “Sus problemas son de toda la cadena agroalimentaria, y por tanto, también de la distribución comercial”, señala Álvaro González, secretario general técnico de la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA), a la que pertenecen enseñas como Mercadona, Covirán, Supersol, El Jamón o supermercados Ruiz Galán, entre otras cadenas regionales y locales. “La distribución es la primera interesada en buscar soluciones y que todos los eslabones sean rentables y viables económicamente”, agrega el representante de la patronal.

La distribución incide en que se deben evitar “comparaciones simplistas” usando como referencia el margen bruto, es decir, la diferencia entre el precio que se abona a los productores y el que se cobra al consumidor final.

En el recorrido que hace el producto desde el campo hasta el lineal del supermercado intervienen una serie de operadores “necesarios para ordenar el reparto, dado que en España hay 122.000 establecimientos, de los que 22.000 se encuentran en Andalucía, y cada supermercado puede tener entre ocho y 12.000 referencias de media, siendo imposible que cada proveedor lleve su producto directamente a la tienda”.

A estos eslabones se suman otros agentes como la industria transformadora o envasadora, el transporte, o los operadores logísticos. “Todos estos eslabones poseen un coste directo o indirecto”, señala el secretario de CAEA. Si se restan al margen bruto, el diferencial neto que obtiene el sector de la distribución es "escasísimo y se sitúa entre dos y tres céntimos de cada euro vendido, lo que indica que en absoluto existen abusos ni prácticas desleales”. “Es contradictorio acusar de márgenes elevados y precios muy bajos a la vez. A la distribución se le culpa siempre, tanto si los precios son bajos como si son altos”, sostiene.

Para CAEA, “no hay soluciones simplistas” a los problemas de los agricultores. En su opinión, es necesario promover que el sector productor gane dimensión a la par que una mayor transparencia en la cadena para generar “relaciones estables y duraderas, basadas en la confianza, con reparto de riesgos y beneficios tendente al equilibrio en la cadena”.

La única “línea roja”, a su juicio, es que no se debe trasladar al consumidor un encarecimiento de la cesta de la compra. “Todos perderíamos competitividad y se vería reflejado en un incremento del IPC”, subraya el secretario de la patronal de la distribución.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios