Provincia de Cádiz

El contrato de las cinco fragatas F-110 salpica a la Bahía de Cádiz

  • El astillero de San Fernando se encargará de la instalación del sistema de combate 

  • Navantia y Defensa firman la orden de construcción de los buques

La presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, y el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, tras la firma de la orden de ejecución de las fragatas. La presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, y el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, tras la firma de la orden de ejecución de las fragatas.

La presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, y el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, tras la firma de la orden de ejecución de las fragatas. / M. G.

Comentarios 2

Navantia y el Ministerio de Defensa firmaron este martes la orden de ejecución para la construcción de cinco fragatas F-110 para la Armada. Parte de este contrato, valorado en más de 4.300 millones de euros, beneficiará a la Bahía de Cádiz, pese a que el grueso del encargo recaerá en el astillero de la Ría de Ferrol.

La factoría de San Fernando, sede de Navantia Sistemas, se encargará del desarrollo del sistema de combate de los buques, considerado el cerebro del barco y que integra a todos los sensores y armas y los sistemas de navegación y comunicaciones.

Esta nueva generación de fragatas destaca por contar con un alto grado de soberanía industrial y tecnológica, además de un diseño propio español. Alrededor del 80% de los suministros serán realizados a empresas nacionales, según indicó ayer la empresa naval, que especificó que la construcción comenzará en breve en Ferrol.

Las fragatas F-110 son buques escoltas oceánicos polivalentes, que sustituyen a las F-80 y permiten mantener la capacidad actual de la Armada. Entre sus características principales figuran que integran a bordo vehículos no tripulados, y tienen capacidad para instalar armas de energía dirigida.

Con 145 metros de eslora y 18 de manga, su desplazamiento ascenderá a 5.900 toneladas y contarán con una dotación de 145 tripulantes. El coste de cada buque se estima en 740 millones de euros, La primera de las fragatas se entregará en 2026 y la última abandonará el astillero gallego en 2031, lo que supone más de una década de trabajo para la empresa naval. 

La firma, que fue anunciada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, en un acto electoral celebrado precisamente en Ferrol, se rubricó ayer por el subdirector general de Adquisiciones de Armamento y Material (DGAM), el coronel Alfonso Torán; por el director de Operaciones y Negocios de Navantia, Gonzalo Mateo-Guerrero; y por la directora comercial y de Desarrollo de Negocio de Navantia, Sofía Honrubia.

Además, asistieron a la firma, celebrada en la sede del Ministerio, el secretario de Estado de Defensa, Angel Olivares; el director general de la DGAM, el almirante Santiago Ramón González, y la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá.

El acto sirvió para materializar el acuerdo del Consejo de Ministros celebrado a finales de marzo por el que se dio luz verde al contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios