Marítimas La rotura de las vías cercena el tráfico portuario de importación y exportación

  • La suspensión del servicio ferroviario impedirá al Puerto de Algeciras el despacho de unos 300 contenedores semanales desde o hacia el interior peninsular

  • Morón reclama a Adif un arreglo urgente

Desperfectos en uno de los taludes junto a las vías del tren, cerca de Bobadilla. Desperfectos en uno de los taludes junto a las vías del tren, cerca de Bobadilla.

Desperfectos en uno de los taludes junto a las vías del tren, cerca de Bobadilla. / E. S.

Comentarios 1

El Puerto de Algeciras es ya uno de los grandes damnificados por la suspensión forzosa de la conexión ferroviaria entre Algeciras y Bobadilla como consecuencia de los graves daños que sufren las vías tras el temporal que azotó durante el pasado fin de semana a la provincia de Málaga.

La reparación de los desperfectos se prolongará al menos durante tres meses, según las estimaciones iniciales del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), lo que impedirá la circulación de seis trenes semanales de importación y exportación de mercancías con unos 300 contenedores.

El de importación y exportación es un tráfico con una cuota discreta dentro de la actividad global del Puerto de Algeciras, aunque hasta septiembre de este año estaba experimentando un importante crecimiento del 40% respecto al mismo mes del año pasado. Una parte de ese trasiego de mercancías se canalizaba hacia o desde el interior peninsular por ferrocarril junto con la carretera.

Con la rotura de las vías, este tráfico ahora tendrá que buscar alternativas bien por carretera o a través de otros puertos, según lamenta el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Manuel Morón. “Los daños se han producido en el peor momento posible. Porque el tráfico de importación y exportación es el atractivo de todos los puertos. Es un tráfico con mayor valor añadido que el transbordo y que cuesta bastante trabajo captar y mantener. Es un verdadero desastre porque nuestras mercancías de importación y exportación, que últimamente estaban experimentando un importantísimo repunte, tendrán que buscar otros puertos alternativos. Ahora mismo estamos desconectados de Europa por tren pese a que tenemos un trazado que es doblemente prioritario para la Unión Europea”, explicó Morón.

El máximo responsable del Puerto de Algeciras ha trasladado su preocupación a la presidenta del Puertos del Estado, Ornella Chacón, así como al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias para que las reparaciones se acometan cuanto antes. “Vamos a estar incomunicados por tren, en el mejor de los casos, durante los próximos tres meses. Y eso si no se producen retrasos durante las reparaciones de las vías. Ojalá podamos recuperar esos tráficos si hay desvíos hacia la carretera o hacia otros puertos, pero es difícil porque las grandes empresas buscan alternativas”, comentó Morón.

Los destrozos se encuentran concentrados principalmente entre Almargen, Campillos y Bobadilla (en la provincia de Málaga) donde la acumulación de agua y las riadas provocaron la mayoría de las incidencias. El principal problema se encuentra en un importante tramo desguarnecido de más de 100 metros de longitud y en el que las corrientes de agua del arroyo de Las Tinajas han dejado una altura libre a la base de unos 20 metros con las vías en banda (colgando sin apoyos). Será la parte más compleja de la reconstrucción, según Adif. A ello se unen más destrozos diseminados en una franja de 25 kilómetros.

“Los desperfectos se han producido por causas de fuerza mayor, pero venimos reclamando al Gobierno desde tiempo inmemorial la mejora de esta conexión sin que hasta ahora se nos haya hecho ningún caso”, remachóMorón. El desplome de la vía se ha producido en el subtramo de Ronda a Antequera, donde Morón apuntó que estaba previsto desarrollar un nuevo trazado que se ha quedado en el cajón tras la rebaja de las prestaciones del proyecto de renovación de la Algeciras-Bobadilla.

También ha reclamado una rápida reparación el alcalde de Algeciras y senador por el PP, José Ignacio Landaluce, quien conminó a Adif a que “ponga todos los medios disponibles a su alcance para que las reparaciones sean lo más efectivas y ágiles posibles”.

Landaluce agradeció que Adif haya tomado las obras como una prioridad destinando para su subsanación todos los medios “dada la urgencia de dejar sin posibilidad de tráfico ferroviario a una población de 300.000 habitantes y al mayor puerto de España y del Mediterráneo”.

El primer edil algecireño dijo confiar en que el plazo previsto de tres meses pueda ser reducido finalmente, en tanto que este corte de la línea supone una dificultad añadida para el tráfico de mercancías que genera el puerto de Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios