Los Barrios

Un grupo de voluntarios restituye la Cruz de Romero en el pico que lleva su nombre

  • Una treintena de personas participa en la iniciativa, que tiene lugar en la linde entre Los Barrios y Tarifa

La instalación de la Cruz del Romero, en el pico que lleva su nombre. La instalación de la Cruz del Romero, en el pico que lleva su nombre.

La instalación de la Cruz del Romero, en el pico que lleva su nombre. / E. S.

Un grupo de voluntarios de Los Barrios, Facinas, Algeciras y Benalup restituyeron este domingo la cruz que históricamente había tenido el pico Cruz de Romero, hito geográfico situado en la Sierra del Niño y que sirve de lindero entre los municipios de Los Barrios y Tarifa. La actividad contó con el apoyo del Ayuntamiento barreño y la dirección del Parque Natural de Los Alcornocales.

Desde las 7:30, los voluntarios accedieron en vehículo y a pie a la Cruz de Romero, el pico más alto de la geografía barreña con sus 781 metros, para restituir la cruz que allí existió hasta mediados del siglo pasado. La iniciativa, puesta en marcha y coordinada por Andrés Muñoz Brenes, experimentado agente de Medio Ambiente de la localidad, contó con la participación de una treintena de voluntarios en esta última fase, en la que se han llevado las labores más delicadas de la propuesta: la subida de la cruz a la cima del Tajo Romero y su definitiva instalación en ella.

La cruz, de tres metros de altura y 1,70 de envergadura, ha sido esculpida en madera de quejigo extraída de una traviesa de ferrocarril y está labrada con bajorrelieves en los que se representan imágenes alusivas a la flora y la fauna de Los Alcornocales, así como labores forestales propias de este hábitat.

Los trabajos de subida de la cruz a la cima presentaron una gran dificultad debido a la altura a la que se situaba la cúspide del peñasco principal desde el suelo firme, a unos 15 metros, hecho que obligó a que se contase con la ayuda de un experto en trabajos verticales y el esfuerzo de todo el equipo.

Los voluntarios que participaron en la iniciativa. Los voluntarios que participaron en la iniciativa.

Los voluntarios que participaron en la iniciativa. / E. S.

Finalmente, tras la subida de las dos traviesas de la cruz y su ensamblaje, la cruz se instaló en el hoyo existente en la peña, donde se ubicaba la anterior cruz, y a su fijación con mortero de hormigón y piedra del lugar. Los trabajos quedaron terminados a las 13:00.

El grupo de voluntarios contó con la asistencia de numeroso personal dedicado a las tareas forestales y medioambientales, senderistas, trabajadores de fincas de la zona y otros que quisieron sumar su aportación a esta empresa y no perderse este singular acontecimiento.

Es significativa la asistencia del propio escultor de la obra, el algecireño Juan José Berenjeno, de 75 años, y dos vecinos nacidos en la finca de El Tiradero, José Marín y Bartolomé Herrera que, con 85 y 77 años, respectivamente, no se perdieron un hecho que consideran muy emotivo personalmente, y un hecho histórico para ellos, el municipio de Los Barrios y el entorno.

Los trabajos para subir la cruz al pico. Los trabajos para subir la cruz al pico.

Los trabajos para subir la cruz al pico. / E. S.

El alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, ha agradecido esta iniciativa: “Se trata de una actuación bonita y desinteresada que merece nuestro reconocimiento. Las imágenes del ascenso cargando con la escultura hablan por sí solas. La realización y colocación de esta cruz en uno de los rincones más bellos de nuestro entorno, dentro del Parque Natural Los Alcornocales, supone recuperar una parte de nuestro patrimonio y, en cierto modo, un homenaje a la memoria de nuestros más mayores que, como no podía ser de otra manera, desde el Ayuntamiento aplaudimos y apoyamos. Forma parte de esa gran riqueza inmaterial que también atesoramos y de la que, a veces, nos olvidamos más de lo debido”, ha destacado el regidor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios