Medio ambiente Los Barrios combate el picudo rojo de las palmeras con lombrices

  • El tratamiento ecológico para enfrentarse a la plaga no tiene repercusión en personas, animales o el medio ambiente

Trabajos sobre las palmeras afectadas Trabajos sobre las palmeras afectadas

Trabajos sobre las palmeras afectadas / E.S.

El Ayuntamiento de Los Barrios está aplicando un nuevo tratamiento biológico y ecológico para el control del picudo rojo en el municipio, que afecta a las palmeras de las especies Phoenix Canariensis y Dactylifera.

En este tratamiento se utiliza una lombriz parasitaria llamada Steinernema Carpocapsae. Para su aplicación en palmeras, se debe de preparar una disolución de agua y lombrices y se añade en el cogollo o valona a modo de ducha copiosa.

Cuando la lombriz encuentra huevos, larvas o adultos de picudo, se introduce en su interior y se produce la liberación de las bacterias desde el interior de los mismos, produciendo la muerte por infección en pocos días y la posterior descomposición interior de los insectos.

El producto de descomposición sirve de alimento a las lombrices, produciéndose seguidamente una multiplicación de los mismos en el interior del cadáver y huyendo posteriormente en busca de otro huésped. El nematodo vivirá en la palmera mientras haya picudo y una vez terminado con todos permanecerá unos 60 días más.

“Es un método que ya se inició el pasado mes de enero y que se ha realizado una nueva actuación a cargo de la empresa concesionaria Acciona Medio Ambiente en su Plan de lucha integrada, usando métodos ecológicos contra plagas y enfermedades en el arbolado viario y palmeras de los Barrios”, ha apuntado el delegado de Parques y Jardines barreño, Evaristo Delgado.

“No tiene repercusión sobre las personas, animales ni el medio ambiente. Con estas medidas biológicas los resultados son satisfactorios y de esta manera evitamos perder ejemplares de palmeras. La prevención es fundamental y esta delegación lleva años trabajando en ello", ha añadido el delegado.

"Seguimos apostando por innovar y mejorar la gestión del arbolado urbano rompiendo con la línea de acción anterior que respondía a un tratamiento más agresivo. Al emplear el control biológico en la lucha contra las plagas, se limita hasta un mínimo el uso de plaguicidas químicos con el menor riesgo para la salud. Combatir las plagas con sus enemigos naturales es la forma más eficaz de controlarlas y la forma más segura para la salud humana”, ha finalizado el concejal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios