Huelga

La flexibilidad de la plantilla de Acerinox, la principal discrepancia en la negociación del convenio

Un trabajador camina en dirección a la factoría, bloqueada por los piquetes.

Un trabajador camina en dirección a la factoría, bloqueada por los piquetes. / Erasmo Fenoy

La huelga indefinida en la factoría de Acerinox Europa de Palmones (Los Barrios) ha cumplido este miércoles su décima jornada con un nuevo corte de la carretera A-7 por parte de los trabajadores que demandan un acuerdo para el convenio colectivo.

Las posturas de la empresa y la representación de los trabajadores, agrupados en un comité de huelga, se mantienen alejadas desde la última reunión formal que tuvo lugar el pasado 30 de enero.  

El principal escollo en la mesa negociadora, de la que se han celebrado una veintena de reuniones, es la flexibilidad de la plantilla que Acerinox pretende regular a través del convenio colectivo. Fuentes de la siderúrgica han explicado a Europa Sur que la aplicación de un sistema de flexibilidad y polivalencia resulta fundamental para avanzar en el cambio de modelo que requiere la factoría de Palmones para recuperar la rentabilidad.  

Acerinox propone la creación de una bolsa de horas que el trabajador compensaría alargando la jornada de mañana o viniendo antes a su jornada en el turno de tarde para formación o para apoyo al turno. También la polivalencia (mediante formación) para que operarios de distintas unidades puedan intercambiar funciones con el fin de satisfacer posibles picos de actividad en determinadas áreas de la fábrica. 

Este cambio de modelo viene apoyado por inversiones en Palmones para procesar aleaciones de alto rendimiento en las instalaciones de fabricación de acero inoxidables del Campo de Gibraltar y aumentar la gama de productos. Con esta iniciativa, Acerinox pretende hacer frente a las pérdidas acumuladas por la factoría palmoneña en los años 2019, 2020 y 2022 (a expensas de que el grupo publique los resultados de 2023 a finales de este mes).

La representación de los trabajadores, por su parte, considera que la flexibilidad no es materia de la negociación del convenio colectivo y ha centrado sus demandas en las retribuciones. Los trabajadores consideran que el modelo de flexibilidad propuesto por la compañía choca con la conciliación familiar e, incluso, con el Estatuto de los Trabajadores. 

La empresa solicita que la negociación se desarrolle en un marco de estabilidad de manera que los acuerdos para el futuro convenio gocen de garantías para su implantación. El convenio regulará las relaciones laborales a partir de 2023 (con efecto retroactivo en el caso de la subida salarial que se determine) sin que se haya fijado por el momento el periodo de duración. 

Sercla este jueves 

El presidente del comité de empresa, Rubén Gómez (ATA), trasladó el martes en declaraciones a EFE el deseo de que se produjera una reunión esta semana para negociar. Los sindicatos esperan la llamada de la empresa al considerar que con un comité de huelga ya constituido no hay obstáculos para volver a las conversaciones.

El comité de huelga tiene una composición que no es proporcional a la del comité de empresa, ya que el sindicato ATA tiene seis de los doce delegados sindicales en el órgano que coordina las movilizaciones, lo que supone un 50% del comité de huelga, mientras que en el comité de empresa (en el que hay cinco sindicatos) la representatividad de ATA es del 26%, con seis de 23 delegados.   

La compañía no ha convocado a los trabajadores por el momento, a la espera de la celebración de una nueva sesión de mediación del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla) convocada para este jueves. En ella, la empresa prevé trasladar formalmente a los sindicatos UGT, USO y CCOO la existencia de una demanda por huelga abusiva

Acerinox considera que aunque sea lícito convocar cuatro huelgas de forma simultánea, como sucedió en la factoría, la jurisprudencia del Tribunal Supremo considera abusivo exigir que la empresa negocie con varios comités de huelga, según una sentencia de abril de 2019. No obstante, la situación estaría resuelta con el citado comité de huelga ya formalizado, por lo que no se descarta que la mediación del Sercla permita un primer acercamiento de las posturas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios