Los Barrios

Vecinos de Los Cortijillos reclaman la vuelta de los paneles antirruido de la autovía

  • Fomento retiró las pantallas acústicas de la A-7 por la presión de la Plataforma contra el muro de hormigón, que los quería translúcidos

Una de la A-7 con los paneles antirruido desinstalados. Una de la A-7 con los paneles antirruido desinstalados.

Una de la A-7 con los paneles antirruido desinstalados. / Erasmo Fenoy

Comentarios 1

Las pantallas acústicas antirruido de la A-7 a su paso por Los Barrios vuelven a ser noticia casi diez años después de que se acordara su instalación y, apenas unos meses después, su retirada por la presión de parte de los vecinos del entorno.

Un grupo de residentes de Los Cortijillos, a través del concejal de Los Barrios Sí se puede, Rubén Castillo, han iniciado una campaña para pedir la reposición de los paneles acústicos que ya ha logrado 230 firmas.

La formación resalta que existe un “creciente malestar” de vecinos de la urbanización Los Alamos(en Los Cortijillos) por la gran cantidad de ruido que reciben del tráfico de la autovía y criticaron que los paneles se retiraron “sin ninguna explicación”.

En realidad, los paneles fueron retirados por Fomento después que su instalación generara polémica entre los vecinos e incluso la constitución de una plataforma en contra.

El Ministerio de Fomento acordó en 2009 apantallar varias zonas residenciales de Los Barrios que daban a la autovía A-7 –Los Cortijillos, Guadacorte y Ciudad Jardín– con paneles acústicos de hormigón para mitigar el ruido provocado por los más de 60.000 vehículos que, de media, transitan cada día por la autovía que circunvala la Bahía de Algeciras.

Los paneles, una vez desinstalados, en una cuneta (en 2011). Los paneles, una vez desinstalados, en una cuneta (en 2011).

Los paneles, una vez desinstalados, en una cuneta (en 2011). / Erasmo Fenoy

Los paneles, que en total costaron 1,7 millones de euros, fueron puestos en abril de 2009 pese a que un grupo de vecinos de Guadacorte y Los Cortijillos, así como varios negocios de la vía de servicio, habían mostrado su rechazo a la obra constituyéndose en la Plataforma contra el muro de hormigón. Decían entonces que los paneles opacos les aislaban visualmente del entorno y pedían que fueran pantallas translúcidas o, de lo contrario, que no se instalara nada. Fomento defendió que los paneles translúcidos se deterioraban más rápido por la acción del sol llegando con el tiempo a ser también opacos y que absorbían menos ruido. Y siguió adelante.

La batalla duró algo más de un año en el que la plataforma liderada por Ildefonso Lagares, empresario con un negocio en la vía de servicio de Los Cortijillos, llegó a recoger más de 350 firmas. Ganaron la pugna en octubre de 2010. Fomento retiró las pantallas salvo pequeñas franjas donde se había solicitado expresamente su conservación o donde no vive nadie. Sin alternativas y sin translúcidas a cambio.

Las placas siguen instaladas en las zonas cuyos residentes lo pidieron expresamente

Una de estas franjas en las que se conservan las pantallas es Ciudad Jardín, cuyos vecinos sí solicitaron a Fomento que se mantuvieran los paneles. En total se retiraron un 70% de los paneles, que fueron acopiados en una cuneta. Fomento dijo entonces que los conservaría allí durante un año por si los vecinos demandaban su reinstalación, aunque sufragando el coste, antes de trasladarlos a Chiclana. Parte de los paneles permanecen aún en el lugar, cerca de una gasolinera.

Los Barrios Sí se puede apuntó que llevará el asunto al Pleno de enero junto con la solicitud de sendas reuniones con Carreteras y Fomento, sin descartar movilizaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios