Los Barrios | Crisis del coronavirus

El comercio no esencial y la hostelería de Los Barrios volverán a cerrar este sábado

  • La Villa alcanza una tasa de 1.350 contagiados por cada 100.000 habitantes

  • Los empresarios estallan después de solo tres días de apertura de sus locales

  • El alcalde reclama un "estudio riguroso de dónde se están produciendo los contagios"

  • Los Barrios termina su condena por "salvar la Navidad"

Una vecina de Los Barrios observa un escaparate, este miércoles Una vecina de Los Barrios observa un escaparate, este miércoles

Una vecina de Los Barrios observa un escaparate, este miércoles / Andrés Carrasco

El alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, ha anunciado este jueves  a través de su perfil de Facebook que a las 00:00 de la noche que separa el viernes al sábado el municipio volverá a colocarse en el nivel de alerta 4, grado II anti-Covid, lo que se traduce en que todas las actividades no esenciales (bares, cafeterías, tiendas…), que reabrieron sus puertas este miércoles después de dos semanas de inactividad, tendrán que volver a cesar en su actividad.

“Desgraciadamente, los datos aportados hoy por la Consejería de Salud elevan a 1.350 nuestra tasa de incidencia”, explica Alconchel. “Volvemos a sobrepasar los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes por lo que el sábado volverá a decretarse el cierre del comercio no esencial y la hostelería”.

“Las cifras de la pandemia apuntan hoy a 183 nuevos contagios respecto al informe de ayer y 13 nuevos curados”, detalla. “Este alto número de positivos registrado en nuestro municipio nos coloca otra vez en el nivel de alerta 4, grado II”.

Solicitamos que se haga un estudio riguroso para saber dónde se están produciendo los contagios, porque el cierre perimetral no ha funcionado, y parece que tampoco lo ha hecho el cierre de la actividad no esencial y la hostelería”, lamenta la primera autoridad loca. “Volvemos a reiterar la necesidad de aprobar ayudas directas a los empresarios y el cribado en los colegios ya”.

El anuncio del primer edil ha dado paso, en cuestión de minutos, a una reacción en cadena tanto a través de los grupos de mensajería como en las diferentes redes sociales. Los empresarios, especialmente los del sector de la hostelería, se sienten engañados por las autoridades autonómicas.

La mayor parte de los que tomaron la decisión de volver a la actividad el miércoles [muchos, desconfiados, tomaron la decisión de esperar ante la posibilidad de un nuevo brote que finalmente se ha producido] por un lado dedicaron muchos minutos a adecentar sus instalaciones después de quince días de clausura y por otro realizaron inversiones de más o menos consideración en alimentos que a partir de este sábado no podrán poner a la venta.

Por otro lado, se plantea un problema burocrático de importantes dimensiones al denominado sector “no esencial” y es que los trabajadores que habían abandonado el ERTE y que ahora deberán regresar al mismo –tras un complejo papeleo- pueden no percibir la cantidad correspondiente del SEPE el próximo mes de marzo, lo que les aboca a una situación económica súper delicada.

Si la solución es que nos encierren a todos un tiempo, que lo hagan, pero no podemos seguir así”, se puede leer. “Los bares y restaurantes que hemos estado cerrados no podemos tener la culpa y nos están llevando a la ruina si es que no nos han llevado ya".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios