La Línea

Rosi Ruiz, talento linense para las grandes producciones de Hollywood

  • La compositora de efectos visuales ha participado en producciones como Juego de Tronos y Harry Potter

  • Ahora trabaja en Montreal para DNEG, empresa que acumula cuatro premios Oscar

Rosi Ruiz, en las oficinas de DNEG en Montreal Rosi Ruiz, en las oficinas de DNEG en Montreal

Rosi Ruiz, en las oficinas de DNEG en Montreal / E. S.

Si han visto las películas Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Guerra Mundial Z, Gravity o Piratas del Caribe: La venganza de Salazar o la serie Juego de Tronos, sepan que detrás de ellas está el trabajo de una linense, Rosi Ruiz, que desde hace 10 años trabaja como compositora de efectos visuales para grandes producciones de Hollywood. Su trabajo es indispensable para que los efectos digitales combinen a la perfección con las escenas rodadas por los actores. Tras haber trabajado en medio mundo, ahora se ha asentado en Montreal (Canadá) para trabajar en DNEG, una de las empresas más prestigiosas del sector que ha conseguido cuatro Oscar por su trabajo en las películas Origen, Interstellar, Ex Machina y Blade Runner 2049.

¿De qué barrio de La Línea eres y dónde estudiaste? ¿Sueles venir por La Línea?

Soy del barrio de la Velada, estudié también allí en el colegio y después fui al Instituto Menéndez Tolosa. Tengo muy buenos recuerdos de aquellos años de instituto y todavía tengo muchísimos amigos de aquella época. Ahora vivo en Canadá, llevo quince años fuera de España, pero suelo ir bastante. Mi padre sigue viviendo en La Línea, así que mínimo voy dos veces al año, nos juntamos allí con él y mis hermanas, que también viven fuera, una en Londres y otra en Málaga. Así que a veces cuesta ponernos de acuerdo con las fechas, pero es de las cosas que mas pesan cuando vives lejos. Mi prioridad es ir a verlos cada vez que puedo.

¿Cómo te adentraste en el mundo de los efectos visuales? ¿Qué estudiaste para acceder a esta profesión?

Bueno, desde pequeña tuve bastante claro que me apasionaba el mundo del cine y la televisión. Pero siempre lo vi como algo inalcanzable, nunca pensé que podría llegar a ganarme la vida trabajando en ese sector. Con 21 años me fui seis meses a Londres para aprender inglés y mi vida cambió totalmente. De pronto se abrió un mundo nuevo de posibilidades, nuevas experiencias y oportunidades. Al final, esos seis meses se convirtieron en doce años viviendo en aquella ciudad que ahora considero mi segunda casa. Cuando llegué tuve diferentes tipos de trabajo mientras aprendía el idioma y también estuve viajando mucho. Con 24 años decidí hacer un viaje de ocho meses en solitario por toda Sudamérica, un viaje que me cambió la manera de ver las cosas y me inspiró a tomar la decisión de dar un cambio a mis objetivos profesionales, así que decidí enfocarme a lo que realmente quería dedicarme y a lo que siempre me había apasionado, el cine.

Volví a Londres y empece a estudiar, a formarme tanto técnica como artísticamente. Trabajando en cortometrajes y pequeñas empresas, pasando por distintos departamentos, empezando desde cero y conociendo a gente de la industria, sobre todo aprendiendo de ellos. De esa forma conocí a profesionales de efectos visuales, poco a poco me fui adentrando en un mundo dentro del cine que ni lo conocía y que ahora me apasiona. Los comienzos fueron duros, hay que ser muy perseverante y constante, pero tenía tantas ganas y motivación que también lo disfruté muchísimo. Es una industria muy pequeña en la que es difícil entrar pero una vez que estás dentro se convierte en un estilo de vida más que en una profesión y nunca sabes dónde te va a llevar.

¿En qué consiste exactamente tu trabajo?

Efectos visuales (VFX, por sus siglas en inglés) es uno de los procesos de la postproducción. Es el que entrega el producto final terminado a DI (etalonaje, que se encarga de igualar el color, la luminosidad y el contraste para equiparar toda la secuencia), el último paso antes de llevarlo a las salas de cine. Dentro de los VFX, trabajo como compositora. Para entenderlo mejor, el compositor es el responsable de combinar los elementos rodados en set con los componentes digitales creados en el estudio de VFX (los fondos, las tomas, los modelos y simulaciones creados por ordenador...), agrupamos los elementos en un único plano y hacemos que este sea creíble.

Estamos en un aprendizaje continuo, nos tenemos que ir actualizando constantemente. Cada película supone un reto distinto, y sobre la marcha vamos creando nuevas herramientas y nuevos recursos para llegar a la visión del director. Es una industria tan diversa y creativa que las cosas siempre están cambiando y evolucionando, siempre tenemos que estar preparados para cualquier contratiempo. Los buenos efectos visuales son los que no se notan y ayudan a las historias a que sean totalmente veraces, se han convertido en una parte fundamental de lo que es la realización de películas y son un instrumento más que ayuda a contar la historia que quiere trasmitir el director.

¿En qué producciones has trabajado?

Llevo mas de 10 años en la industria y mi filmografía hasta la fecha suma 33 películas entre las que se incluyen Harry Potter y las Reliquias de la Muerte -partes 1 y 2-, Guerra Mundial Z, Gravity, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, Juego de Tronos, Star Trek: Beyond, etc. Siempre he intentado ir a trabajar a aquellos estudios en los que se hace el cine que me interesa y esto ha supuesto vivir en diferentes partes del mundo, Londres, Vancouver, Australia, India y ahora Montreal. A veces no es fácil, estar lejos de familia y amigos, mudanzas constantes, salir de tu zona de confort y empezar una y otra vez de cero, etc. Aprendes a minimizar tu vida y a vivir con lo esencial. A cambio tengo la suerte de tener un trabajo que me ha dado la oportunidad de vivir experiencias inolvidables, conocer distintas culturas, trabajar en un entorno muy creativo rodeada de gente con muchísimo talento, aprender otros idiomas y a hacer amigos increíbles por todo el mundo, mientras trabajo en lo que me apasiona, para mí es un privilegio.

Ahora mismo trabajas en Montreal. ¿Para qué empresa?

Trabajo en DNEG (Double Negative), es una de las empresas mas prestigiosas de nuestra industria, un estudio galardonado con cuatro premios Oscar por mejores efectos visuales por Origen, Interstellar, Ex Machina y el último por Blade Runner 2049. Tienen oficinas en Londres, Mumbai, Montreal, Los Angeles y Vancouver. Me siento súper feliz de trabajar con los grandes del cine. Es un estudio donde se genera un ambiente muy creativo y lo mas importante es trabajar en equipo. A veces se trabaja muy duro en esta industria, es realmente agotador, sobre todo al final del proyecto, aunque luego te puedes dar un buen descanso. El último mes del trabajo suelen ser jornadas muy largas con muchísima presión, pero también hay tiempo para pasarlo bien. Es uno de los grandes beneficios, la gente con la que trabajas, las amistades que creas, la solidaridad entre nosotros y el ambiente cosmopolita; tus compañeros acaban siendo tu familia. Y al final ver tu trabajo en la gran pantalla es de las satisfacciones más bonitas cuando te das cuenta que todo el trabajo duro ha merecido la pena.

¿Ves las películas enteras antes de su estreno? ¿Te suelen preguntar tus amigos por detalles o finales de las películas?

Depende del proyecto. A veces vemos la película entera antes de empezar a trabajar en ella y otras veces solo las secuencias en las que nuestro estudio esté involucrado. Todavía el montaje no suele estar finalizado y se ve todo sin terminar con los planos con el chroma verde, etc. Pero es muy importante para entender el contexto y lo que el director quiere transmitir. Nos ayuda bastante a la hora de enfocar en qué dirección queremos ir. Una vez que la película está finalizada, tenemos una proyección privada para todo el equipo que trabajo en el proyecto, suele ser una semana antes de que se estrene para el público.

Mis amigos me suelen preguntar muchas cosas, pero realmente estamos sujetos a contratos fuertes de confidencialidad, se usan nombres clave para los títulos de las películas y personajes y no tenemos permitido hablar de los proyectos en los que estamos trabajando, solo decir el título y solo si el estudio ya lo ha anunciado antes. Aunque según qué trabajos, la gente no siempre quiere saber. Me pasa con Juego de tronos, siempre me piden que, por favor, no les cuente nada.

¿De qué película en la que hayas trabajado guardas mejor recuerdo?

De muchas me llevo muy buenos recuerdos y todas me han aportado algo, me han beneficiado a todos los niveles. Trabajar en la saga de Harry Potter al principio de mi carrera fue una satisfacción enorme. Pero sobre todo hay un proyecto bastante especial para mí, una película de Tim Burton. Es en realidad una adaptación de uno de sus primeros proyectos: Frankenweenie, una película realizada con stop-motion en blanco y negro. Durante este proyecto trabajé entre Londres y Bombay y tuve la oportunidad de conocer y trabajar directamente con Tim Burton. Ser parte de unas de las películas más personales del director y poder rodearme de profesionales con tanto talento ha sido una de las mejores experiencias que he tenido en mi carrera profesional.

¿Quién es tu referente en el mundo del cine? ¿Has podido trabajar con él?

Sin duda, Alfonso Cuarón. Lo admiro desde que vi Y tu mamá también (2001) e Hijos de los hombres (2006), y ahora con Roma, así que trabajar en Gravity bajo sus ordenes fue un sueño hecho realidad. Las tomas largas ininterrumpidas que Alfonso Cuarón hizo famosas en Hijos de los hombres fueron mucho más allá en Gravity. Tomas prolongadas, sin pausa y cámaras flotantes funcionaban muy bien en el espacio, y eso nos llevó a trabajar en una toma de casi 10 minutos de duración, algo inusual en cine. La película fue galardonada con siete Oscar, incluido a los mejores efectos visuales. Fue un reto apasionante, altamente creativo y muy complejo técnicamente, pero sobre todo un sueño personal hecho realidad. 

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?

Ahora mismo estoy con Wonder Woman 1984, que es la segunda parte del largometraje protagonizado por la heroína de DC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios