La Línea

El Ayuntamiento de La Línea comienza la licitación para construir el nuevo Estadio Municipal

  • Solo se mantendrá el actual terreno de juego y la nueva estructura se construirá en, al menos, tres fases

  • Tendrá una capacidad para 8.000 espectadores sin pistas de atletismo, que se ubicarán en la Ronda Norte

El Municipal de La Línea, desde lo alto de la grada de Preferencia. El Municipal de La Línea, desde lo alto de la grada de Preferencia.

El Municipal de La Línea, desde lo alto de la grada de Preferencia. / Andrés Carrasco

El Ayuntamiento de La Línea ha sacado a licitación la primera fase de la construcción del nuevo Estadio Municipal de fútbol, en el que la Balona jugará sus partidos, para el que cuenta con una inversión de la Diputación de Cádiz de 4,5 millones de euros. El estadio en el que la Real Balompédica disputará sus partidos estará en el mismo emplazamiento, aunque no contará contará con pistas de atletismo, que se trasladarán a la futura Ciudad Deportiva de la Ronda Norte que contempla el nuevo PGOU.  

El primer paso es la redacción del proyecto, que tendrá un plazo de ejecución máximo de tres meses desde la firma del contrato. El plazo de presentación de ofertas finaliza el próximo 29 de enero y el presupuesto máximo de licitación es 107.151,69 euros. Una vez que esté redactado el proyecto, saldrá la licitación de la obra. Con estos tiempos, el Ayuntamiento pretende que la construcción del nuevo estadio pueda comenzar durante la segunda mitad de 2021, se prolongue durante 2022 y esté finalizada en 2023. Las actuales instalaciones carecen de iluminación artificial y la grada de Tribuna carece de visera tras su demolición. 

Lo único que quedará en pie será el césped, que fue renovado no hace muchos años. El nuevo estadio contará con una capacidad para 8.000 espectadores y según el anteproyecto y estudio de viabilidad realizados por Estudio Seguí -el equipo redactor del PGOU-, tendrá un espacio para bar-cafetería, una zona para taquillas, control y despachos, los vestuarios principales y secundarios, un gimnasio, una zona médica, dependencias para árbitros, una sala para protocolo y autoridades, una tienda deportiva, dependencias para servicio de enfermería y control técnico, una zona para administración y otra polivalente y espacios para otros usos complementarios al deportivo. 

Recreación del nuevo Estadio Municipal en el estudio previo. Recreación del nuevo Estadio Municipal en el estudio previo.

Recreación del nuevo Estadio Municipal en el estudio previo.

Al contrario que el actual estadio, la mayor parte de los equipamientos estarán ubicados bajo la grada de Tribuna -que como el actual tendrá una visera-, ya que la zona de Preferencia, la que da al mar, tiene previsto un uso comercial

El proyecto incluirá las demoliciones necesarias, ya que se construirá en la misma ubicación. Los trabajos se desarrollarán en fases sucesivas, con un mínimo de tres. Para llevar a cabo todas las obras se ha establecido un presupuesto de ejecución material de 3.674.900 euros, a los que habrá que sumar los gastos generales, el beneficio industrial y aplicarle el IVA. 

Aunque los detalles se podrán conocer una vez que se redacte el proyecto, lo más probable es que en primer lugar se derriben los fondos de gol y la Preferencia del Municipal, que son las gradas que se encuentran en peor estado. Eso implica que durante un tiempo –que muy bien podría girar en torno a una temporada completa- los balonos tengan que reunirse en la grada de Tribuna. Eso sucedería, en principio, en la campaña 2021-22, pero los plazos están por fijar.

Los trámites se han realizado con mucha agilidad, ya que fue el pasado 16 de diciembre -hace un mes- cuando el alcalde, Juan Franco, anunció que la Diputación iba a invertir 4,5 millones para la construcción del estadio hasta 2023 en el nuevo campo de la Balona. La partida ya estaba reflejada en el presupuesto de la Diputación para 2021, aprobado días antes, con una cuantía de 1,5 millones. 

La Línea 100x100 ha hecho valer el pacto de gobierno con el PSOE en la institución supramunicipal para hacer frente al que es uno de sus grandes proyectos en este mandato, un estadio con capacidad para 8.000 espectadores en el que se eliminaría las pistas de atletismo y que dejaría abierta la posibilidad a una segunda fase para el desarrollo comercial. "Sería un campo moderno que se convertiría en un hito urbano en el centro de la ciudad, pegado a la playa", explicó el alcalde al presentar el proyecto. La previsión es que las obras pudieran empezar el verano que viene, con un plazo de ejecución de dos años y un presupuesto superior a los cinco millones de euros.

Esto conectaría además con la construcción de una ciudad deportiva norte La Atunara-El Zabal, con 66.040 metros cuadrados, provista de pista de atletismo homologada de 400 metros de cuerda, nuevo pabellón polideportivo, tres campos de fútbol 11, uno de fútbol 7 y uno de fútbol 5, vestuarios, zona de ocio y aparcamiento. 

Memoria justificativa

En la memoria justificativa del proyecto se reseña que el nuevo estadio es "uno de los proyectos claves para el cambio de nuestra economía productiva en el desarrollo de la zona sureste de la ciudad", donde se contempla una zona de hostelería y ocio asociada a la actual zona deportiva y un centro de negocios con un hotel donde ahora está el recinto ferial.

El documento recuerda que el estado principal del Estadio Municipal es "lamentable", con los fondos de gol clausurados desde hace lustros por peligro de derrumbe, la visera demolida, las torres de iluminación retiradas por el viento y las instalaciones de los bajos de preferencia con goteras. "Es por todo ello por lo que se precisa una actuación de manera inmediata que acometa estos problemas con decisión". 

El nuevo estadio se enmarca en el Plan Estratégico de Gobierno 2019/2023 de La Línea 100x100, que recoge el cambio de la imagen exterior de la ciudad y el estado de ánimo de los ciudadanos: "Esto se consigue con proyectos que trasmitan ilusión a la ciudad, que vayan más allá de arreglar calles y parques. Proyectos que llevan años demandados por la ciudadanía y cambiarían la fisionomía de la ciudad, con el consiguiente incremento de visitas al recibir deportistas y acompañantes a las instalaciones deportivas (donde juega un papel fundamental su cercanía a la frontera)". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios