Narcotráfico El juez decreta libertad bajo fianza para los Castañitas en contra de la Fiscalía

  • Francisco Tejón sale de la prisión tras depositar 120.000 euros, mientras que su hermano Antonio abona 200.000, aunque sigue encarcelado por otra causa

  • La Fiscalía recurrirá la decisión del titular del Juzgado nº 2 de La Línea

Los hermanos Francisco y Antonio Tejón Carrasco, líderes de los Castañitas. Los hermanos Francisco y Antonio Tejón Carrasco, líderes de los Castañitas.

Los hermanos Francisco y Antonio Tejón Carrasco, líderes de los Castañitas. / E. S.

El titular del Juzgado de Instrucción nº 2 de La Línea, Juan José Romero, ha acordado la puesta en libertad bajo fianza de los hermanos Francisco y Antonio Tejón Carrasco, líderes del clan los Castañitas, que permanecían en prisión provisional por la presunta comisión de delitos contra la salud pública y pertenencia a una organización criminal, según ha podido saber Europa Sur.

El juez fijó el pasado jueves una fianza para Antonio Tejón de 200.000 euros, mientras que para su hermano Francisco, Isco, la cantidad se rebajó a 120.000 euros. Ambos han depositado ya el dinero, si bien solo Isco se encuentra en libertad. Según fuentes judiciales, Antonio ha pagado la cantidad fijada, pero continúa encarcelado a la espera de que se resuelva un recurso, por otra causa, en el que sus abogados piden igualmente su puesta en libertad.

La decisión de la puesta en libertad bajo fianza ha sido adoptada con la oposición de la Fiscalía, que según ha podido confirmar esta redacción presentará un recurso en los próximos días. La decisión de dejar libres a los jefes de los Castañitas no está exenta de polémica dada la gravedad de los delitos de los que se acusa a los dos hermanos, considerados hasta su detención como los líderes del más importante grupo de narcotraficantes de hachís del Estrecho.

"El titular del juzgado no comunicó la puesta en libertad del narcotraficante al ministerio público"

Hay un factor añadido que, según diversas fuentes consultadas, ha provocado también extañeza y malestar en el ministerio público: la decisión de la puesta en libertad de Isco Tejón no se notificó a la Fiscalía.

El clan de los Castañitas quedó descabezado el 17 de octubre de 2018 tras la detención de Isco Tejón, quien pactó con la Policía Nacional su entrega cerca de su domicilio, en el barrio linense de La Atunara, forzado por el cerco al que los agentes le estaban sometiendo desde hacía semanas.

La jornada anterior a su arresto hubo una intensa redada en el barrio para intentar detenerle, un hecho que acabó por convencerle de que carecía de escapatoria. Los investigadores tenían localizados hasta tres domicilios en los que Isco pernoctaba.

Isco compareció en el punto de encuentro acordado por sus abogados y la Policía en torno a las 7:45, acompañado por amigos y familiares, con buen aspecto y portando una bolsa en la que llevaba una muda de ropa. Tras ser llevado a la Comisaría de La Línea, fue trasladado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de la ciudad, en funciones de guardia, donde tras comparecer sobre las 11:00 su titular decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por los presuntos delitos de tráfico de estupefacientes, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

Su hermano Antonio, a quien la Policía considera el auténtico cerebro del clan de los Castañitas, había sido detenido también en La Línea, en el barrio de San Bernardo, cuatro meses antes, el 6 de junio. Llevaba en ese momento 19 meses fugado. Un centenar de agentes le localizó en una vivienda sobre las 23:00 después de muchos intentos fallidos de detención en unas calles que conoce al detalle y donde el narco cuenta con múltiples ojos para dar la voz de aviso.

Antonio Tejón no opuso resistencia. “Para nosotros, es un éxito. Llevábamos detrás de él bastante tiempo y detenerle ha sido un logro importante para la Policía Nacional y para asestar un golpe importante a las organizaciones que se dedican al narcotráfico en La Línea y el Campo de Gibraltar”, detalló ese día el entonces comisario jefe de La Línea, Francisco López Gordo, hoy máximo responsable policial en Algeciras. Tejón fue conducido a prisión directamente, sin mediar su paso a disposición judicial, en virtud de varias requisitorias de detención que pesaban sobre él desde hacía meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios