La Línea

"El hospital se nos cae encima"

  • Las secciones sindicales del centro sanitario solicitan que se mantenga en las mejores condiciones posibles hasta la apertura del nuevo El Ayuntamiento también exige soluciones

Comentarios 2

Los profesionales del hospital de La Línea hicieron público su "hastío" por la precaria situación del centro sanitario desde hace tiempo no sólo en cuanto a su mantenimiento, sino también por las históricas carencias de personal que soporta. La avería de los tres ascensores el pasado martes colmó la paciencia de los trabajadores, que se concentrarán, convocados por todas las secciones sindicales, todos los miércoles hasta que la delegación territorial de Salud ponga algún tipo de solución. El Ayuntamiento linense mostró su apoyo a las movilizaciones y demandó "respuestas rápidas" a los responsables del hospital. 

Las secciones sindicales de CCOO, UGT, USAE, CSIF y Satse solicitan que se dé un mantenimiento adecuado al actual hospital mientras que el nuevo permanece cerrado. "Este edificio está obsoleto y tiene muchos desperfectos, pero lo que no puede ser es que se nos esté cayendo encima y no se haga nada porque se va a abrir uno nuevo. Hay que seguir cuidando este hasta que se abra el nuevo", indicaron los representantes de los sindicatos, que recordaron que la situación del martes con la avería de los tres ascensores fue "caótica" porque incluso enfermos que no podían moverse tenían que subir por las escaleras. Ayer ya funcionaban dos de los tres elevadores.

Otra de las quejas de los sindicatos es la falta de respuesta por parte de la administración a la petición de realizar un estudio de carga de trabajo y de las infraestructuras del hospital. "La administración se comprometió con todas las secciones sindicales delante del delegado territorial de Salud, Manuel Herrera, a hacer un estudio de carga y de como estaban las infraestructuras del hospital. Fue el 5 de octubre y se comprometieron a darnos la respuesta en 15 días, pero aún no nos han comunicado nada. Se lo hemos ido recordando constantemente, no fue solo cosa de una reunión. Se lo hemos comunicado al gerente, a la directora médica y a todos, y siguen sin hacer los deberes. Tenemos el silencio por respuesta y por parte de la dirección de Enfermería reconocen que la situación es deficitaria. Estamos en un centro sanitario y juegan a la improvisación", indicaron.

En materia de personal, la principal queja es que no se cubren las ausencias por vacaciones o permisos. "No nos cubren los huecos. No se trata de ausencias puntuales, sino permisos que piden los compañeros con una antelación de 15 o 30 días. Esos puestos se quedan por cubrir o sacan a un compañero de una unidad y la pasan a otra, dejando descubierta una de ellas".

Los sindicatos alertan de que los problemas de personal continuarán incluso una vez que abra sus puertas el nuevo hospital. "Están engañando a la población diciendo que van a tener un hospital con una cartera plena de servicios. Lo que pretende la gerencia es llevar el mismo personal, que es deficitario, al hospital nuevo. Pretenden poner en funcionamiento un trasatlántico con la tripulación de un yate, y eso es imposible. En las reuniones que hemos tenido con la dirección gerencia y la dirección administrativa del área hemos repetido en numerosas ocasiones que con el mismo personal no se puede abrir un hospital que contará con más instalaciones y camas. Se debería ampliar la plantilla pero esa no es la intención. En primera instancia pretenden mantener los servicios que hay aquí, abrir el hospital a un 60% de actividad y, con el tiempo, según avancen las cosas, se iría librando presupuesto. Pero ya sabemos la situación en la que estamos y difícilmente vemos que eso se vaya a materializar pronto", lamentan.

Los representantes de los trabajadores alertan de que en el nuevo hospital la gerencia pretende unir distintas unidades para economizar recursos. "Ahora tenemos una planta de materno-infantil que consta de una unidad de maternidad y otra de pediatría. Ellos pretenden que en la misma unidad estén los dos servicios juntos para unir personal y economizar recursos, pero esa no es manera adecuada".

La precaria situación laboral no es nueva, ya que los profesionales sostienen que el hospital siempre ha estado bajo "servicios mínimos". La normalidad aquí es estar en servicios mínimos. Lo sabemos porque no damos abasto para dar una correcta cobertura y asistencia a los pacientes".

El Ayuntamiento de La Línea mostró ayer su apoyo a los profesionales del hospital. La concejal Ceferina Peño participó en la concentración, mientras que el alcalde, Juan Franco, solicitó al Área de Gestión Sanitaria que adopte "medidas urgentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios